El viernes 13, de noviembre, acaeció en París un suceso que suscitó un gran impacto a nivel mundial, con los atentados contra la capital francesa por el grupo yihadista, el cual provocó 129 muertes y 352 heridos según distintas fuentes, unos hechos que corrieron a la velocidad de la luz por todo el mundo, llevando al fomento de todo tipo de actos y conmemoraciones recordando a las víctimas de los trágicos atentados, seguidos de diversas muestras de apoyo hacia sus familiares y en general al pueblo francés. (atentado)

Ante estos sucesos , la respuesta del gobierno francés , no fue otra que llevar a cabo una ofensiva contra la ciudad siria de Raqqa, capital del estado islámico, considerando un ataque sobre “posiciones consideradas yihadistas”.

No es el primero, el único, ni será el último bombardeo francés sobre estas posiciones, pues hasta la fecha según un organismo independiente han muerto 459 civiles , en bombardeos contra el estado islámico en Siria e Irak, por parte de las potencias involucradas en la lucha contra el yihadismo, es más, médicos sin fronteras, afirma que desde el inicio de esas operaciones, bombarderos rusos han dejado caer bombas incluso sobre establecimientos hospitalarios, provocando la muerte de pacientes y personal médico. (bombardeos)

Ni los buenos son tan buenos ni los malos son tan malos, este conocido refrán seria el mejor resumen para esta situación . Tras los atentados de París y el anterior hacia la famosa revista francesa “charlie hebdo” millones, son las personas que dejan plasmado en las redes sociales y muchas son las noticias que se propagan en los medios para mostrar apoyo a los franceses, pero, ¿que sucede con los civiles sirios asesinados? Más recientemente, como he dicho al inicio del artículo, Francia decide bombardear territorios sirios, dejando a merced de su venganza, familias sirias, niños sirios que pasaban por ahí, y que seguro que tras ese denigrante acto no volverán a tener una pelota en sus manos, a vistas del mundo, esta gente siria parece ser que no tiene la misma importancia como persona que aquellos fallecidos en territorio francés, nadie se preocupa por poner en sus redes sociales banderas de siria, nadie sale a la palestra defendiéndolos ni los medios buscan enfocar su situación y quien la esta causando.

Vídeos destacados del día

Añado el termino denigrante para referirme a dicho acto, porque nos lleva de nuevo a los tiempos donde imperaba la ley del Talión, tiempos donde no había un derecho y una sociedad racional que resolviera sus conflictos mediante el diálogo entre las partes o simplemente llevara a las partes a reflexionar sobre que tal vez algo estaban haciendo mal, porque por este camino “ojo por ojo” y al final todos acabaremos ciegos.

Vuelvo a remitirme al refrán, para recordar que con el supuesto objetivo de combatir el yihadismo, se están bombardeando territorios sirios,mientras nada de esto sale a la luz, gran cantidad de civiles mueren en Siria , a manos de las grandes potencias, mientras pocas son las muestras de apoyo hacía ellas, llevando a una clara discriminación entre los habitantes de oriente y los de occidente, así como en la valoración los actos cometidos por unos y otros, catalogando como legitima defensa los ataques hacia occidente y como actos de terrorismo los atentados de oriente.

¿Donde esta el valor de la vida humana? No se ustedes que pensaran sobre esto, pero para mí toda vida humana vale lo mismo y merece la misma atención.