Que Suso es un ignorante machista no sorprende a nadie. Qué haya mujeres tan tontas de caer rendidas a los pies de semejante pieza entristece aunque, aún, no sorprende. Pero que haya mujeres que estén orgullosas por sus afirmaciones de "me gusta porque se respeta como mujer" escama, al menos a mí.

Por pasos. El resumen de la historia que todos conocemos es que Suso se lió con Sonia la primera semana y cuando se aburrió de ella saltó a Raquel. Sonia, según palabras del Don Juan de la casa, era la presa fácil. Y, según se ha publicado en los vídeos del resumen de hoy, Raquel la que se dio a "Respetar como mujer". Y mi pregunta ahora es ¿desde cuando el nivel de respeto hacia mí misma se basa en la cantidad de tíos que pasan por mi cama? Por si este, entre otros engendros, no se ha dado cuenta una mujer puede respetarse mucho a sí misma y estar cada noche con un hombre distinto.

En esa casa las mujeres que han perdido el respeto por sí mismas son aquellas que han tenido algo con él. Pues más bajo no se puede caer, ni como mujer ni como persona.

El colmo de los colmos es que la aludida como "respetada", Raquel para los demás, si se inflaba más de orgullo ante esas palabras rompía el mono que llevaba. Y eso no hace más que darle la razón a esos restos paleolíticos andantes que miden el respeto de las mujeres por su viabilidad y uso sexual. Si el respeto de cada una lo basamos en las muescas de nuestra cama no podemos quejarnos de la codificación sexual femenina, somos las primeras que así lo potenciamos. 

Una persona, mujer u hombre, se tiene que dar a respetar por su calidad como trabajador o estudiante; por su grado de humanidad, hospitalidad o amabilidad; ser buen padre, hija, esposo o amiga; el trato hacia los animales...

Vídeos destacados del día

Mas en ningún momento deberá convertirse en variable cómo, cuándo y cuántas veces quiero buscar o darme placer, sea de la forma que sea, siempre y cuando no se dañe a un tercero.

¿Qué quiero decir con esto? Pues que aunque a Sofía no la trago ni con un litro del mejor Rioja olé ella por vivir su sexualidad como quiere sin importarle lo que un palurdo piense, olé todas esas que cada fin de semana las puertas de los baños públicos mostrando que la igualdad también está en necesidades tan básicas como el sexo, y gracias a todas esas mujeres que han cargado y cargarán con la letra escarlata durante años para luchar y permitir la libertad sexual que todas merecemos.

Y para acabar, solo ruego a todas esas mujeres que lean esto, que os respetes mandando al cuerno a todos esos Susos que os crucéis. Esa será la mejor inyección de respeto a vosotras mismas y al género femenino. #Gran Hermano