Una realidad que España está viviendo hoy en día, la emigración de miles de jóvenes a países del resto de Europa por la falta de empleo que encuentran en su país de origen.

Como ya he citado anteriormente, es una realidad, una realidad cada vez más dura a la que todos ellos se tienen que acostumbrar. A dejar sus casas, sus familiares, sus parejas, amigos… a dejar una vida entera y empezar a crear otra totalmente distinta. En busca de una calidad de vida, una vida mejor donde poder trabajar de algo para lo que han estudiado. Donde no ganar un salario base de 1000 € brutos al mes o no estar en el Paro durante meses.  Y ¿Por qué no?, ya que están, aprender un idioma.

Pero no llevamos una vida entera estudiando para tener que emigrar.  Lo más duro llega para los que se quedan viendo como sus hijos, amigos, parejas… se van. Viendo como no pueden hacer nada para que se queden ya que, no pueden ofrecerles un futuro mejor, un Trabajo.

Este es el día a día que está viviendo España desde hace varios años. Porque sí, España está perdiendo grandes mentes que están ganando otros países. ¿ Por qué una maestra, un médico, una ingeniera o un periodista, una química, un mecánico o un peluquero tienen que emigrar de su país de origen en busca de un trabajo relacionado con sus estudios? No es justo. No es justo ni para ellos ni para sus allegados. Pero…eso sí, muchas de estas mentes prodigiosas no volverán a España, probablemente encuentren en el extranjero un trabajo mejor remunerado que uno aquí en España.

Vídeos destacados del día

También es probable que se formen más y hagan su propia vida allí. Esos jóvenes nunca volverán.

Siempre han habido personas que se han ido durante un año o dos a aprender un idioma, pero no jóvenes que se han ido para no volver. Gente que se ha tenido que ir casi a la fuerza porque se ha visto obligado a abandonar su país para encontrar una vida mejor.  La emigración juvenil en España está a la orden del día, todos esperamos que cuando pase esta crisis "pasajera", puedan y estén dispuestos a volver a su país de origen.

Luchemos por nuestros derechos y nuestro futuro. Es duro ver como amigos se van y no pueden volver.