Bastante tiempo ha pasado desde que comencé a leer artículos de Salvador Sostres y bastante tiempo hace que empecé a verlo en las tertulias de televisión. Sin ánimo de ofender no es que le leyera o le viera porque me gustara lo que escribía y decía, simplemente lo hacía aquellos días en los que pensaba que la vida era justa y armoniosa. En aquellos días leía o me ponía alguna intervención de este sin papeles y era cuando la sangre se me calentaba en exceso y volvía a ver que la vida está hecha par sabandijas y perritos falderos.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Podemos

Es cierto que no sabía cómo una persona como Sotres era tan bien retribuida cuando sus escritos son reprobables, utiliza muchas palabras cultas que suenan impertinentes pues es como que quiere meter palabras cultas para darse más importancia y resulta que en realidad no sigue ningún argumento en concreto.

Verter excrementos aquí y allá, decir barbaridades como dijo en Telemadrid cuando afirmaba las prefiero jovencitas con el primer rasurado, una actitud machista y retrógrada, pero que pienso que tuvo que hacerle favores muy gordos a alguien muy poderoso para que unos artículos tan malos y vomitivos estén tan bien pagados.

 El colmo ha sido cuando ha realizado la crónica del partido de Copa del Rey entre el Villanovense y el Barcelona. Con esa actitud de menosprecio de la vida en un pueblo, artículo que sólo ha mostrado la cara más analfabeta e ignorante de un sin papeles que está donde está no se sabe muy bien por qué  ya que por méritos propios se ha demostrado que no ha sido. Me sentí orgulloso cuando Calderón le cantó las cuarenta por twitter y la verdad es que si menosprecia la vida en un pueblo es que es más ignorante de lo que creía, pues no es ni mejor ni peor que en una ciudad, simplemente es diferente, pero sobre todo es más sana pues personas tan ineptas como este sin papel se van.

Vídeos destacados del día

Para mí que cuando su mujer le miraba pensaba cuando me casé con este me gané el cielo, porque ojo lo que tengo que aguantar noche tras noche.

  Yo no entendía como un periodista podía llegar a escribir artículos de tan mala calidad y tan vomitivos. Resulta que indagando un poco he descubierto que el que se pasa por periodista no tiene la carrera tal,  según algunas fuentes indican que el señor Salvador Sostres i Tarriada cursó un año en la Facultad de periodismo en la UAB y al año abandonó sus estudios universitarios para dedicarse por completo a “escribir” articulos de mala-opinión y novelas. Su CV pone que ha escrito exactamente novelas, que escribe artículos de opinión es algo que todos hemos sufrido y que es colaborador de TV y radio también es algo que se sabe. En definitiva es un periodista sin papeles. Pero bien remunerado, cobrando miles de euros, nunca el abono estuvo tan caro..

 Desde un pueblo pequeño pero orgulloso de vivir allí, ya me he descrito mi opinión, mi opinión y no como historiador o como ganador de algún concurso literario, papeles que usted jamás tendrá escribiendo esas bazofias, sino como habitante de un municipio pequeño.

Si algún día vivo en una ciudad por diversos motivos jamás me avergonzaré de venir de donde vengo, porque personas como este sin papeles  que piensa que los habitantes de pueblo son menos que los de ciudad solo refleja la ignorancia que existe todavía sobre la cultura que hay en los pueblos.