Escuchar a una niña de 19 años hablar con esa posesión de la gente asusta. Da miedo ver como está retrocediendo la sociedad. Sí, hablo de la “pobre enamorada” de Sofía. Pero es que también da mucho miedo ver al machista y inconsciente de Suso. Él no habla de mujeres, ni si quiera de ganado; él solo ve agujeros donde meterla para poder chulear aún más ante sus amigos ¡bienvenida sea la caballerosidad del s. XXI! (sí, soy muy sarcástica). ¿Y qué es lo que más pavor da? ver que todas las niñitas, y mujercitas, que algunas deberían saber ya lo que se hacen, babean tras él. Señoras, años de machismo y fanfarronería de mediocres debería habernos enseñado a ignorarles y ridiculizarles, no a subirles el ego y bajarnos las bragas.

Una chiquilla de 19 años llamando guarra a otra por hacer lo mismo, incluso menos, que ella hizo antes da ganas de llorar. No por los insultos, y no sólo porque se trate de un programa que mueve millones en audiencia (desgraciadamente); sino porque ¿cómo vamos a ser capaces de superar el machismo aún reinante en el mundo cuando las mujeres somos las primeras en echarnos piedras sobre nuestro tejado? Muy a nuestro pesar un hombre con un dilatado historia sexual sigue siendo un <<ligón que puede hacer lo que quiera>>, pero una mujer es una facilona, triste sin orgullo, ramera o guarra. y lo peor es que esos adjetivos no salen de bocas masculinas; principal fuente del machismo de estos últimos 4.000 años, sino que son las mujeres las que se tiran por tierra a sí mismas.

Vídeos destacados del día

Uno de cada 5 jóvenes reconoce que está bien que un hombre salga con muchas mujeres pero no al revés ¿vamos hacia el s.XXII? 

GH16 no es más que un ejemplo, camorrista, choni y esperpéntico de lo que se mueve hoy en día en bares, discotecas y calles españolas. Es desesperante ver como las estadísticas muestran que el machismo crece paulatinamente; que los jóvenes actuales son más machistas que sus padres, que 1 de cada 3 chicas adolescentes actuales incluso normalizan el control por parte de sus parejas en sus relaciones laborales o elecciones estudiantiles, y que más del 25% de las menores de 20 acepten y reconozcan que sus parejas las controlen por redes sociales y el teléfono es alarmante. 

¿La culpa de todo esto de quien es? Pues permitirme que en mi osada opinión señale a los padres de esos jóvenes acosadores, que han dado esa educación o no han cortado ciertos comportamientos de raíz. También culpo a esos padres que no han enseñado a sus hijas a darse a respetar y que su lugar en el mundo no está bajo el ala y orden de un hombre.

Y en especial a esos programas televisivos, especialmente emitidos en Mediaset,  que dejan bastante claro que los canales femeninos solo deben emitir cómo adelgazar, maquillarse o decorar bien una casa, mientras que los que buscan el target masculino deben ver coches, peleas y tiros. Además de enseñar, glorificar y alabar a machistas <<pichaflojas>>, a mujeres con ideas estancadas  en la Edad Media y reducir a dos minutos de visitando a aquellos que entienden que la posesión de una persona, el control y la violencia de cualquier tipo en una pareja es algo que deberíamos haber dejado atrás hace mucho ¡olé Aritz! #Telecinco #Gran Hermano #Sexualidad