La audiencia es un clamor, Maite debe de ser la primera expulsada de “#Gran Hermano 16”. Sus salidas de tono, sus broncas continuas con sus compañeros, su comportamiento al límite de la normalidad psicológica, sus exhibiciones pornográficas, sus ventosidades y eructos. Toda una exhibición de aquello que no gusta prácticamente a nadie.

Y por si fuera poco, Maite se ha echado en contra de ella al mundo animalista. Sus manifestaciones contra el perro chihuahua de Ivy han desatado la polémica y hasta han originado una cadena de firmas por internet para la expulsión de Maite por maltrato animal.

Sin embargo, ayer en el primer “Debate” de “Gran Hermano 16” todos los tertulianos venían con la lección bien aprendida.

En contra de la opinión pública, la mayoría de ellos declaraban que Maite debía de seguir en la casa por su capacidad de generar contenidos.

Y no es mentira, casi en el 90% de los vídeos con sustancia que se emiten, Maite es de forma directa o indirecta la protagonista. Una mezcla de viejas participantes polémicas de Gran Hermano que igual nos recuerda a Belén Esteban o a la propia Aida Nizar. Todo esto podría ser fruto de la pura casualidad, sin embargo, muchos sospechan que Maite está interpretando un papel preestablecido bien estudiado, intentando cuadrar en la filosofía que gusta en este programa.

Para que se hagan una idea, ya ha repetido frases célebres de estas famosas, el “por mi hija mato” que ya patentó Belén Esteban hace muchísimos años o “soy la elegida de Dios” que bien podría haber salido de la boca de Aida Niza.

Vídeos destacados del día

Y ahora que #Telecinco encuentra el filón mediático de una señora con edad, mal hablada y grosera, resulta que la audiencia va sin piedad a por ella.

Por esto y muchas otras cosas más, quizás la cadena intentó cargar las tintas contra Raquel o la propia Sofía, la hija de Maite. Los vídeos en los que Raquel perdía los papeles fueron muy criticados por los contertulios y encontraban en ellos la justificación para su expulsión y animar a la audiencia a votar por ella.

Y a las malas, y antes que echar a la "gallina de los huevos de oro", convendría sacrificar a su hija, Sofía. Una “pollita” de apenas 19 años que aunque “mona” su simpleza no promete grandes espectáculos. Hubo un momento en el que las carpeteras podrían haber tenido ilusión por mantenerla en la casa, pero ahora, al ser repudiada por Suso, el “macho” de la manada, quizás su expulsión podría dar vía libre a una relación de Suso con Raquel que se promete bastante más jugosa.

Si miramos a la audiencia, Maite tiene todas las papeletas para salir el próximo jueves; sin embargo ya conocemos a los de Telecinco y como se les meta entre ceja y ceja que Maite tiene que quedarse en la casa ya harán todo lo posible o imposible para que sigamos disfrutando del espectáculo soez que acompaña a esta concursante. #Reality