Esta mujer que intenta parecerse a Demi Moore antes de morir lo hace debido a que tiene un tumor incurable en el cerebro y su último deseo es fallecer con el aspecto de Demi Moore, con la que tanto soñó y a la que tanto admiró. Gastó unos 40 000 libras esterlinas en cirugía plástica, para poder morir como la estrella de cine.

Lisa Connell que tiene unos 29 años, ha usado el capital financiero de su madre para poder así pagar este tipo de tratamiento estético para parecerse a la actriz. El dinero estaba reservado para su boda pero como le diagnosticaron este tumor, pensaron madre e hija que era mejor gastarlo en algo que a ella le hiciera feliz.

La madre reconoce que en un principio no le gustó la idea de que su hija se hiciera la cirugía pero luego entendió que era su íntimo deseo. Mucha gente puede pensar que está loca, pero hay que respetar su último deseo antes de morir. Nadie debería juzgarla ¿o sí?

Ella era muy guapa ya antes de la operación  y aún así se decidió a cambiar de aspectopero poruqe era muy fan de Demi Moore. Está en una carrera contra el tiempo. Se va a someter a una liposucción y a un aumento de mamas.

Lisa solo tenía 27 años cuando le dieron la mala noticia. El tumor apareció cuando en 2006 realizó un aborto involuntario. Ella había sufrido mareos,dolores de cabeza y pérdida de visión en el ojo derecho. El tumor no es canceroso solo que no puede extirparse ya que esta ubicado en una zona muy peligrosa del cerebro.

Vídeos destacados del día

Después de que le dijeran esto los mejores médicos, intentó suicidarse dos veces.

Fue una trágica noticia para todas las personas que la conocieron y desde luego para su familia. Lo peor para ella es no saber cuanto tiempo de vida le queda, nadie se lo puede decir.

Podríamos preguntarnos si acaso no es el miedo a morir lo que le hace querer parecerse a Demi Moore. ¿Quién no intentaría cumplir su más adorado deseo si sabe que va a morir? Quizás poca gente me metería a un quirófano para hacerse una operación de estética, quizás la mayoría gastaría el dinero en todo tipo de caprichos y viajes para poder satisfacer los últimos momentos de vida.¿ Pero acaso eso no es tirar también el dinero?  Quizás otros en su lugar hubiera dado todo su dinero a campañas benéficas para así poder colaborar y ser recordada por ese motivo y no por ser una chica que se cambió de aspecto aunque ya era guapa. Suyas son las conclusiones.