Aunque la audiencia sigue fiel a Sálvame y lleva mucho tiempo rondando el millón y medio de espectadores por programa, la verdad es que el final del verano ha dejado sin contenidos al programa. Si quitamos la información por entregas del caso de Anna Barrachina, la hija hasta hace poco secreta de Álvaro Muñoz Escassi, el resto del programa se trata de un collage sin ton ni son.

En estas, Sálvame se mantiene simplemente metiendo cizaña a los Mohedano, empezando por el patriarca Amador, al que se le acusa de mal dirigir su restaurante “La más grande” y de tener socios en el negocio dedicados, como indicó Kiko Hernández, a las casa de luces.

Por supuesto, ni Chayo Mohedano ni Rosa Benito se escapan de este escarnio público.

Sobre estas dos el ensañamiento es máximo, y cuando no se les critica por sus dotes de artistas, se las parodia al más puro estilo “Martes y trece” ahora, eso sí, ni Kiko Hernández ni Mila Ximénez llegan a tener la categoría imitadora de Josema y Millán.

Parece como si el verano se hubiera tragado de un plumazo a otros criticados estelares de Sálvame y en unos meses no se sabe nada ni de Chabelita, ni de su hermano Kiko Ribera, ni de los Mateo, ni de Isabel Presley, ni de Isabel Pantoja, ya que la última gran noticia que se difundió de ella, después de volver a prisión, es que se ha apuntado a un curso de Zumba en la cárcel.

Ante esta falta de contenidos, Sálvame tiene que echar mano de los propios colaboradores y durante esta semana ya nos contaron que Belén Esteban ha vuelto con su Miguel, así como toda la vida en fascículos de Mila Ximénez.

Vídeos destacados del día

Sin embargo, estos temas también están vetados, pues la buena de Belén se niega a hablar de su relación con su novio e, incluso, se tapó una posible información que aludía al conductor de ambulancias.

Debe de ser, que a la espera de que las audiencias se estabilicen la cadena no quiera desembolsar grandes cantidades de dinero en “personajillos” de la farándula dispuestos a contar historias mediocres y, mientras tanto, se retroalimenta con sus propios colaboradores que ya están en nómina. No en vano, Kiko Hernández anunció ayer que el Sálvame Deluxe de este viernes contaría con un multipolígrafo a varios colaboradores, entre ellos Kiko Matamoros y Belén Esteban.

Las preguntas serán planteadas por ellos mismos e incluyen algunas como ¿Estás contento de que Belén Esteban tuviera bajos niveles de audiencia en la última entrevista de Sálvame Deluxe? O ¿Crees apropiado que Belén Esteban haya vuelto con Miguel? La estrategia parece clara, generar cizaña entre los propios compañeros para ir creando los contenidos de la semana que viene.

Aunque no creemos que la fiel audiencia de Sálvame vaya a castigar a este programa por esta falta de intensidad, la verdad es que la última semana del programa ha sido aciaga, pero no se preocupen, pronto volverá Jorge Javier Vázquez y empezarán programas como Gran Hermano 16 y, entonces, Sálvame empezará a recuperar los contenidos perdidos. #Televisión #Telecinco