La Escritura registra seis (6) grandes imperios mundiales: Egipto, Asiria, Babilonia, Media-Persia, Grecia y Roma, el cual dan un bosquejo profético de acontecimientos mundiales pasados y futuros.

Muchas de estas profecías se han cumplido, tales como, Media-Persia y Grecia que siguieron a Babilonia como potencias mundiales gentiles durante los tiempos de los gentiles. Sin embargo, estas naciones dejaron de ser imperios cuando cumplieron el plan de Dios para los gentiles.

 Asiria fue el mayor imperio del Medio Oriente en los siglos VII VIII a.C. Sus ejércitos doblegaron a las diez (10) tribus de Israel en el 722 a.C. y dominaron el escenario político durante un siglo.

Algunas profecías acerca de Asiria no se han cumplido.

Babilonia ascendió al poder en el Medio Oriente al conquistar Asiria en el 605 a.C. Aunque Babilonia dejó de existir como imperio cuando los medos y persas la conquistaron en el 539 a.C., se cree que los aspectos religiosos de la nación babilónica, reaparecerá en el fin de los tiempos. Siendo el Imperio Romano el mayor de ellos, cuya supremacía se extendió casi 1700 años. La Escritura enseña que una forma de este imperio resurgirá en una alianza de diez naciones, de las cuales, tres caerán, y a través de ellas el anticristo ascenderá al poder durante la futura gran tribulación. Será el renacido del Imperio Romano (7mo) y el gobierno mundial del anticristo (8vo) el cual su dominio durará escasamente 42 meses, siendo el mayor y último opresor mundial que tendrá la humanidad.

Vídeos destacados del día

La Escritura cita: “Aun no ha venido; y cuando venga, es necesario que dure breve tiempo”.

Este líder mundial (anticristo), hará firmar un tratado de paz con Israel, siendo Israel engañado al negociar con este líder mundial y así romper con el pacto sempiterno que tiene Israel con Dios.

El anticristo sorprenderá al mundo con su inteligencia, poder humano y engaño que le dará el padre de la mentirá. Hablará de paz, pero será todo lo contrario, ya que llevará a la humanidad a una terrible guerra. La escritura cita: “Que cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina, como los dolores a la mujer encinta, y no escaparán”.  

La crisis será espantosa, este líder mundial será de rostro altivo y entendido en enigmas. Su poder se fortalecerá, mas no con fuerza propia; causará grandes ruinas, prosperará, hará arbitrariamente, destruirá a los fuertes y al pueblo de los santos. Con su sagacidad hará prosperar el engaño en su mano; y su corazón se engrandecerá, y sin aviso destruirá a muchos; y se levantará contra el Príncipe de los príncipes, pero será quebrantado, aunque no por mano humana.

CRISIS

Acontecerá que este líder mundial gobernará con un falso profeta que se encargará de hacer que toda la tierra y los moradores de ella adoren a este líder mundial. Este falso profeta hará  grandes señales, de tal manera que aun hace descender fuego del cielo a la tierra delante de los hombres. Y engaña a los moradores de la tierra con las señales que se le ha permitido hacer en presencia del líder mundial, mandando a los moradores de la tierra que le hagan imagen a este líder mundial. OPINIÓN

Y hará que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les ponga una marca en la mano derecha, o en la frente; y que ninguno pueda comprar ni vender, sino el que tenga la marca o el nombre del anticristo, o el número de su nombre. Este número será el seiscientos sesenta y seis, el cual funcionará como única moneda mundial.