"Vamos, chavales, a celebrarlo. Que se jodan los de Madrid. Que nos vean dar la vuelta", estas son las palabras de Gerard Piqué en la celebración sobre el césped tras ganar la Supercopa de Europa ante el Sevilla. Palabras que vuelven a poner en el ojo del huracán al central del Barça pues, ¿qué necesidad había? la verdad es que con ello vuelve a  demostrar, una vez mas y no la última, su "Madriditis" aguda, una enfermedad que hace que  tu boca expida improperios e injurias contra un equipo, y en este caso, también contra una ciudad y sus habitantes.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal FC Barcelona

Injurias que rayan la hipocresía de este chico, un personaje que se dedica a predicar la filosofía de "señorio" de su club y luego pregona estas cosas por el campo de Fútbol.

Triste

Las palabras de Gerardo Piqué no son aleatorias como el señor Josep Pedrerol quiere hacernos ver en su programa "Jugones", son planificadas pues en el vídeo se observa perfectamente como Piqué ve la cámara y decide soltar tonterías por su boca, todo para hacerse el "listillo" pues Gerardo, lo has conseguido, te has convertido de nuevo en el enemigo número uno de España. Segun el presentador de La Sexta, las palabras hay que verlas en su contexto, un ambiente de celebración y euforia, muy bien, lo veo y no me entra en la cabeza que esas palabras tengan cavidaahí. Lo siente señor Pedrerol pero no tiene excusas, se ha equivocado y encima con conciencia de ello, sabiendo lo que decía y cuando lo decía. No compares a Piqué con un forofo, pues un seguidor siente los colores en el corazón y no incita a la violencia, este individuo parece que tiene el corazón blanco, "madriditis" a diestro y siniestro, y encima se dedica a insultar...

Vídeos destacados del día

es un ultra y no un forofo, y los ultras sobran en el fútbol. Y claro está, este hecho no hace más que ensalzar la vida tan vacía que tiene que tener este chaval, tan vacía que no puede disfrutar de sus triunfos sin acordarse del Real Madrid, es penoso todo eso pues aún no he escuchado a un jugador del Madrid decir nada parecido a los Barça cuando se ganó la Champions, Mundialito o Supercopa. Sólo pido que alguien le de una buena lección de humildad a este niño mimado que sigue haciendo de las suyas, como un niño travieso pueril y maleducado.

Piqué aprende de Andrés, lo tienes contigo en cada entrenamiento y partido, aprende de un señor y deportista respetable.