Lejos quedaron las películas que solo buscaban la risa o las canciones con rimas absurdas pero pegadizas, una nueva generación de profesionales aporta al mercado infantil talento y creatividad. El objetivo de entretener tiene nuevos límites y desafíos que lo vuelven un reto difícil de lograr pero no imposible.

Laura Platas Sánchez es la fundadora de Zumo Animaciones, Comunicadora Audiovisual y actriz, decidió hace 5 años comenzar una nueva etapa y dedicarse por completo al mundo de la Animación.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Arte

Desde su experiencia como profesora y monitora de tiempo libre asegura que lo más importante para entretener a un niño es la creatividad y el afecto. “Trabajar con imaginación y apoyarnos en la imaginación de los niños, que no tiene fin.

Si consigues entrar en la imaginación de los peques entonces tienes el recurso perfecto.”

Desde hace unos pocos años, el teatro para bebés ha ido cobrando fuerza gracias a espacios pequeños con obras breves que no superan los 15 minutos. En septiembre estrena “La máquina del tiempo” en una de las principales salas de microteatro de Madrid. El proyecto incluye una obra de teatro para bebés de 0 a 3 años.

“Partimos siempre del teatro sensorial. A un bebé no puedes contarle una historia y esperar que la entienda, pero sí puedes ayudarle a sentir y experimentar. Trabajamos mucho con la música. Es increíble cómo la música genera estados de ánimo en los bebés.” Asegura que también dedica especial atención al aspecto visual priorizando los colores y la iluminación.

Laura considera que las nuevas tecnologías no interfieren en la recepción que los niños tengan de una plataforma tradicional como lo es el teatro.

Vídeos destacados del día

“No veo las nuevas tecnologías como un obstáculo sino como un apoyo para los nuevos proyectos. Hemos utilizado tablets, Smartphone, reproductores de vídeo, etc. Los personajes los utilizan al igual que lo hacen los niños y estos ayudan a crear la trama como un personaje más.”

Defensora de la creatividad y la forma en la que se transmiten conocimientos, Laura sostiene que “la imaginación es la base de todo. Puedes presentar un conocimiento al niño sin más o puedes hacerlo a través de personajes y aventuras. A través del teatro el niño vive las situaciones que ponemos delante de él, y las aprende desde dentro”.

Los nuevos profesionales de la animación y el entretenimiento se han especializado en áreas como la psicología y la educación lo que les permite implementar técnicas y herramientas en la generación de contenidos infantiles.

Con Zumo animaciones, Laura y su equipo, llevan el teatro a sitios clásicos pero también a fiestas y escuelas. Aún sorprendida por una actividad que realiza desde hace más de 5 años cuenta “los bebés tienen una capacidad enorme para dejarse empapar por las emociones y las propuestas de la obra.

Es un campo apasionante y muy agradecido. Muchos papás nos han comentado después de un espectáculo que es la primera vez que su niño bailaba, o reía a carcajadas. Por supuesto a veces lloran, a nosotros no nos parece un problema. El niño expresa el miedo o la intranquilidad ante lo nuevo. Es aún más gratificante cuando un bebé que empieza la obra asustado termina sonriendo y moviéndose al son de la música. Lo que no nos ha pasado nunca es que el bebé llorara durante más de 4 minutos de obra.