Felipe González se ha pronunciado en el diario "El País" sobre la cuestión catalana. Como es normal la carta a Cataluña del ex- presidente del gobierno ha sacado respuestas para todos los gustos. Tenemos por un lado al independentismo catalán que como era de esperar se ha sentido agredido por el estilo de "estadista por encima del bien y del mal" que utilizó según muchos. Los nervios aparecen cuando cualquier ataca la posición independentista pero parece que la influencia que González aún tiene en no pocos ciudadanos ha incomodado.

Por otra parte tenemos al Partido Popular y demás partidos contrarios a la independencia que no ven mal que haya más apoyos para intentar convencer a ese tanto por ciento que no ven claro a quien votar en estos comicios a los que ha dado un tono plebiscitario el independentismo catalán.

Felipe González como político es indudable hablar de su carisma (lo ha tenido y lo tiene guste o no) y de que fue uno de los protagonistas del asentamiento de la democracia en nuestro país o de la entrada de España en la Unión Europea, pero también ha tenido una cara negra que a nadie escapa y de la que podríamos hablar largo y tendido... 

Es un hombre que llegó a la Moncloa con una chaqueta de pana queriendo ser la voz de la izquierda de las clases trabajadoras y que los años convirtieron en un conferenciante alejado totalmente de la realidad popular a la que algún día dijo representar. Los tiempos hicieron que un hombre del pueblo terminase siendo un burgués acomodado.

¿Cómo va a dar ejemplo Felipe González de fidelidad a algo a los catalanes si él mismo no ha sido fiel a lo que representaba? no sabemos muy bien como un hombre que durante su mandato fue cediendo competencias de todo tipo a la Generalitat de Catalunya se asombra ahora por el ascenso del independentismo. 

Gente como él son los que han enseñado a la globalidad de los españoles que al final PP o #PSOE tienen más en común de lo que parece, esto no es preocupante en el caso de los populares pero si en el caso de los socialistas.

Vídeos destacados del día

Felipe estos últimos años parece tener unas ansias tremendas de protagonismo en las cuestiones de estado pero se le olvidaron las que de verdad preocupan en la calle...