La canción de la Chica de ayer, un clásico del pop rock de los  80 al que dio vida el mítico grupo Nacha pop, sigue siendo un gran lastre para Enrique Iglesias, no hay concierto en España que se precie, en donde no estén miles de ojos puestos en él para posteriormente enjuiciarlo.

En su último concierto, en el Starlite de Marbella, el cantante quiso de nuevo interpretar esta canción que tanto gusta a sus fans y fieles seguidores desde los comienzos del mismo. Dicho esto, dio comienzo a la interpretación, no obteniendo el resultado deseado y con muchos problemas de sonido, dando con ello paso a los fans para que siguieran el ritmo y continuaran ellos cantando y coreando su particular Chica de ayer.

 

En su concierto de Madrid, el cantante estuvo sublime

Podríamos quedarnos en que un mal día lo tiene cualquiera, puesto que en su concierto del pasado mes de noviembre, en el antiguo palacio de los deportes Madrid, esta misma canción fue correctamente interpretada y con una acogida inmensamente buena por parte de los asistentes al concierto.

Es más, las entradas se agotaron en muy pocos días y la gente salió ampliamente satisfecha de la intervención del artista. Algo realmente importante tras un concierto, disfrutar y pasarlo bien.

Pero, de nuevo tras este concierto, volvieron las malas críticas a Enrique Iglesias. Y todo ello coincidiendo en el tiempo con el acontecimiento de que su canción Bailando llegaba a un billón de reproducciones en el portal de youtube. Y yo me pregunto: ¿realmente a todos los artistas que cantan en nuestro país se les valora por el mismo rasero?¿Será por ello que hace tan pocos conciertos en España y es un gran artista internacional?

 

Vivir, sentir y disfrutar cada nota en un concierto

No hace falta tener una gran voz para ser un cantante que venda, es importante también la empatía con el público, que nos lleguen sus canciones, que nos hagan sentir, vibrar y sobre todo disfrutar del momento mientras nos deleitamos nuestros oídos.

Vídeos destacados del día

 En definitiva, si ya podemos solazarnos poco o nada de sus conciertos en España, los continuos juicios de valor negativos, no creo que ayuden a lo contrario.Por otro lado, espero que los muchos seguidores, no tengamos que esperar otros muchos años para acudir a uno de sus conciertos.