El captador de socios o promotor es una de las ofertas de empleo que más ha crecido en los últimos tiempos. La búsqueda de candidatos, por parte de las ONG’s que las ofertan, se orienta a jóvenes con el bachillerato finalizado, que sean extrovertidos, posean valores y vocación humanitaria.

La redacción de estos anuncios está diseñada por exportes en marketing y publicidad que ofertan un sueldo de 800 €, más incentivos, por menos de 5 horas de trabajo al día, de lunes a viernes. Una retribución a la que se le suma viajes de empresa, formación y alta en la Seguridad Social. Un puesto ideal para jóvenes estudiantes que buscan su primer empleo y para cualquier demandante de empleo que conoce de manera sobrada la realidad del mercado laboral.

Un sugerente “si te interesa ayudar” anima a los interesados a inscribirse en la oferta que garantiza un “buen ambiente de trabajo” y flexibilidad horaria para exámenes y prácticas.

Pero no todo lo que brilla es oro, a los 800 € se llega si previamente se ha alcanzado un mínimo de socios o colaboradores al mes. Soportar las inclemencias del tiempo y el estado de ánimo y educación de los transeúntes que abordados, son solo dos de los contratiempos del oficio que gana tantos adeptos como esquivos peatones.