A las 13 horas y 30 minutos de hoy Rafael Hernando ha comparecido en rueda de prensa para anunciar que ha registrado en el Congreso de los Diputados una reforma de la actual Ley electoral. Pretenden cambiar el sistema actual por uno que incluya la segunda vuelta y una prima de diputados para la lista más votada. De momento no se sabe nada sobre las circunscripciones en las que es infinitamente más fácil que los partidos nacionalistas tengan más diputados que fuerzas que se presentan en todo el territorio nacional y obtengan más votos en el conjunto del Estado y a veces ni llegan a tener grupo propio.

Muchas, y autorizadas, voces dicen que el PP es un partido inmovilista, que no cambia nada, que se mantiene impasible, que a Mariano Rajoy le desbordan los acontecimientos y tarda en reaccionar...

Que no se adapta a los nuevos tiempos que marca la política hoy en día. Se equivocan.

Mientras que el PSOE anuncia primarias para dar muestras de democracia, Podemos se promociona como la auténtica voz del pueblo y Ciudadanos venden que son un partido joven que cambia todo sin destruir nada... El PP también se adapta a los nuevos tiempos a su manera: si hay demasiadas manifestaciones en contra de los populares, ley mordaza; si Wert no puede subvencionar colegios que segregan por sexos, se cambia el decreto ley; si las encuestas dan que no se tiene mayoría absoluta, que la fuga de votos a ciudadanos es alta y que además una coalición de izquierdas no dejaría gobernar ni pactando con ciudadanos y si tiene al lider peor valorado de la historia de la democracia, pues se alega que todo el pueblo pide un cambio en la ley electoral, que se es un partido que escucha y crea una ley que le agarre a la silla.

Vídeos destacados del día

Y todo esto curiosamente a menos de 6 meses de las Elecciones generales.

El Partido Popular no es inmovilista, ni conservador, es una agrupación que moldea el sistema para adaptarlo a sus necesidades y que la opinión pública no le pueda relegar ni con el voto. Eso sí, el portavoz popular ha dicho que solo sacarán adelante esta ley si hay un apoyo del PSOE, nunca en solitario. Al menos de momento...

Lo que está claro es que aunque parezca lo contrario, el Partido Popular se mueve cuando los tiempos soplan en contra, pero se mueve no para ir a favor del cambio, sino para que el cambio le mantenga en forma de ley ¿Se imaginan que Maduro cambiase la ley electoral para primar la lista más votada de Venezuela y que unas coaliciones con más votos o diputados no pudieran echarle a menos de un año de las elecciones? Seguro que en este caso lo llamarían populismo.