Lo que fue en su momento un movimiento nacido desde el pueblo catalán, sin banderas políticas y con un norte muy claro que era la #Independencia o el surgimiento de un nuevo estado dentro de Europa finalmente se ha ido desfigurando a lo largo del tiempo y todo gracias a la magistral participación del que en apariencia pretende ser el hombre que guía a #Cataluña hacia la independencia, el señor Artur Mas.

Por otra parte, desde la izquierda catalana más "representativa", Oriol Junqueras, líder de ERC no se aparta de su línea y sigue jugando al ritmo de Mas, sabedor que cada día que pasa y a cada "paso" que Mas da, ERC se acerca más a ser quien gobierne Cataluña, pero en medio de ello y a lo largo de estos 4 años tanto ERC como CiU se han dedicado a todo menos a gobernar uno y otro a hacer lo que le corresponde, o sea, como mínimo una oposición constructiva.

No, nada de esto ha pasado, han sido 4 años de un mono tema, en teoría, ambos se han dedicado al tema de la independencia. Y ya puestos ahora el tema es una lista "civil", es la última gran genialidad lanzada por Artur Mas y de la cual ERC recela, como es normal, pues el supuesto proceso independentista tendría un convidado que sería a fin de cuentas un ilustre desconocido que quedaría como presidente de Cataluña durante los próximos 4 años y en teoría sería un "civil" sin experiencia en política, pero… un soberanista que contaría según las aspiraciones soberanistas con el apoyo popular y además sería la persona que sí conseguiría la ansiada independencia.

En sí, la lista civil es lo que debería haber sucedido desde siempre y sin necesidad de participación alguna de ningún partido político, ni como guía ni como aval, ni como respaldo ni de ninguna forma, sólo así sería autentica y creíble, sólo así sería una lista nacida desde la voluntad popular, de hecho si desde el comienzo de esta deriva gubernamental la ANC hubiera llevado adelante el proceso soberanista, posiblemente Cataluña estaría hoy bajo otro tratamiento por parte de España.-

Pero no ha sido así, el señor Mas vio la oportunidad de ponerse al frente del proceso, en realidad pensó que era la oportunidad de renovar su #Gobierno, afianzar su poder y el respaldo ciudadano para aplicar una serie de recortes que la coyuntura requería y para la cual necesitaba más respaldo.

Vídeos destacados del día

La jugada no salió como Mas esperaba y Oriol Junqueras con su ERC comenzó entonces a beneficiarse de su error, en medio de todo ellos, ciento de miles de catalanes seguían soñando con un estado propio y otros cientos de miles, indiferentes a eso, siguen padeciendo la falta de un gobierno que atienda las necesidades del día a día, algo que no sucede hoy por hoy y todo indica que no sucederá, Cataluña lleva 4 años a la deriva y sin brújula.

Bajo la excusa del proceso soberanista que tanto Mas como Junqueras saben que no tendrá éxito justamente porque Mas ni estuvo ni estará a la altura del mismo, es más, todo aquel que lo analice fríamente verá que en ningún momento tuvo ni tendrá la intención de que Cataluña sea independiente, han ido dejando pasar el tiempo mientras el pueblo catalán, dividido entre el soberanismo y aquellos que sólo desean vivir tranquilos, del fruto de su trabajo y lo único que piden es un gobierno que esté para todos los catalanes y no para un sector.

Lo cierto es que Cataluña lleva 4 años a la deriva y sin brújula.