Las cuotas de audiencia de Supervivientes rondan el 28%, sin embargo, Mediaset quiere más. Tras el plan fallido de romper todas las cuotas de audiencia con Isabel Pantoja, Telecinco ha activado el plan B, nunca mejor dicho, B de Belén Esteban. Y es que la colaboradora de Sálvame y, por si todavía no se han enterado, ganadora de GH VIP, está deshojando la margarita de si visitar o no SV2015.

Ir o no ir, esta es la cuestión y, si al final decide ir, estaría bien conocer cuales van a ser las condiciones de su participación en el concurso. ¿Entraría como visitante o como concursante de pleno derecho? Después de ser publicado en "Qué me dices" ayer, a bombo y platillo, Sálvame informaba sobre la posible participación de Belén en Supervivientes.

Sin embargo, el anuncio estaba marcado por la cautela, pues, al parecer, habían mucho flecos que pulir.

Las informaciones apuntan a que Belén Esteban podría participar, simplemente, haciendo una corta visita de cuatro o cinco días a la isla para convivir con los supervivientes. No obstante, tratándose de Belén Esteban y de Telecinco, quizás los flecos del contrato sean otros. Suponemos que el primer punto del acuerdo será definir la cantidad indecente de dinero va a ganar la de Paracuellos y segundo, asegurarse que no tiran del helicóptero también a Olvido Hormigos.

Además, y si fuera posible, suponemos que Belén Estaba estará negociando que no se trate de una estancia corta y que pueda entrar como una concursante más con opción a ganar el premio final. La verdad, no vemos a Belén Esteban acudiendo a un Reality sin ganarlo, por lo tanto, no nos extrañaría nada que este fuera el deseo de la Esteban.

Vídeos destacados del día

Quizás este sea el punto de desencuentro entre Belén y la cadena y que ha dejado ver esta mañana el "Programa de Ana Rosa", en el cual se informaba que las últimas noticias eran que Belén no iría a Honduras. Tratándose de Telecinco nos podemos esperar cualquier cosa y, si dejaran a Belén Esteban participar en Supervivientes, estaríamos ante el "tongo del milenio", porque el del siglo ya lo vivimos durante el último GH VIP.

Ver participar a Belén Esteban como concursante de Supervivientes iría en contra de todas las leyes morales escritas, aunque como anunciaba Ana Rosa esta mañana, no podemos olvidar que esto no es más que un programa de televisión, quizás es que la buena de Ana Rosa tiene información privilegiada que desconocemos.

Y es que, participe o no, lo que se demuestra es que la palabra de Belén Esteban vale lo que vale el cheque que tiene delante. No olvidamos sus palabras recientes diciendo no voy a volver a participar en un reality en mi vida, y aunque me llamasen de Pasapalabra no pienso ir.

Pues un mes después de esta afirmación tan tajante, ayer estaba que se moría de gusto por poder ir a este reality playero.

Ante la participación de Belén Esteban en Superviviente muchas preguntas intrascendentes se han formulado ¿Llevará el bikini de leopardo? ¿Apoyará a los chicos o a las chicas? ¿Cómo se comportará con Chabelita? ¿Necesita Belén Esteban otra operación bikini para perder unos kilitos? ¿Se ha hecho Belén adicta a la fama? Etcétera, etcétera. Sin embargo la verdadera pregunta debería ser ¿Cuál es la catadura moral de Belén Esteban y de Telecinco por permitir adulterar de esta forma un concurso como Supervivientes?