La expulsión de Lucía de Supervivientes nos dejó una situación bastante violenta y preocupante. Ante el "castigo" impuesto por la audiencia a Lola de convivir con Nacho Vidal durante una semana en Playa Uva, Lola trataba al actor como a un apestado y Lucía promulgaba esa "bonita" frase a Nacho, que traducida a términos presentables, venía a decir "Y tu, deja de darle por el trasero a Lola".

Lucía se excusó diciendo "tenía que decirlo, sino reviento".

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Sin embargo, y a riesgo de habernos perdido algún capítulo de este Reality playero, algunas preguntas que nos vienen a la mente son ¿Qué le ha hecho Nacho Vidal a Lola para merecer todo este desprecio? ¿Es aceptable que se trate así a una persona dentro de un concurso y se le acuse de tarado y desequilibrado?

Es cierto que el poder de la isla y el acoso psicológico de Suhaila han llevado a Nacho Vidal hasta el límite y en alguna ocasión algunos de sus compañeros han sufrido la violencia de este concursante, sin embargo, a excepción de algún conato de desencuentro entre Nacho y Lola, basado fundamentalmente en acusaciones de hacer trampas, no recordamos que Nacho haya maltratado de ninguna manera a la canaria, e incluso en alguna ocasión, antes de la irrupción de Suhaila, se llegó a especular con que se gustaban y que podrían tener un romance en la isla.

Sin embargo, fue juntar a Lola con Suhaila y todo cambió. Lola empezó a odiar de forma enfermiza a los hombres de la isla y su opinión de Nacho y de sus compañeros cambió radicalmente, hasta definirlos, exactamente, de la misma forma que los definía Suhaila. No sabemos si será casualidad pero ambas concursantes usaron los mismos términos para definir a los hombres de la isla y ambas, y por separado, aseguraban que estos adjetivos no eran insultos, sino simplemente la definición justa y merecida por estos.

Cobardes, falsos, mentirosos, peleles, guarros, etcétera, etcétera, son los adjetivos dedicados por Lola y Suhaila a sus compañeros. Si estos insultos los hubiera dicho estando las dos concursantes juntas hubiéramos pensado que se trataba, simplemente, de un discurso común orquestado para descalificar a sus compañeros de juego; sin embargo, al oírlos separados en el espacio y en el tiempo, lo que parece más sensato es pensar en que el espíritu de Suhaila se ha apoderado del cuerpo de Lola y, en poco tiempo, oiremos a Lola referirse a Nacho como Ignacio o Ignecio.

Vídeos destacados del día

Aunque podamos pensar que se trata de algo sobrenatural, no deja de ser, en cierto sentido, lógico. Tanto se ha alabado la conducta de Suhaila por parte de Telecinco y de Jorge Javier Vázquez, que el espíritu de esta concursante debe de estar vagando perpetuamente por las islas de Honduras, como ejemplo de lo que tiene que ser un concursante modelo de Supervivientes.

Además, tantas son las virtudes de esta concursante que no nos extrañaría, en absoluto, que Suhaila vuelva a participar por tercera vez en este concurso. El año pasado ya consiguió desestabilizar a la Pelopony hasta obligarla a abandonar este concurso, este año ya ha conseguido desquiciar a Nacho Vidal y ahora ¿Quién será la próxima víctima de Suhaila?