Suhaila, una gran superviviente y protegida por la cúpula de #Telecinco. No faltó el alegato de Jorge Javier Vázquez al verla nominada "Suhaila no se merece abandonar el concurso". Sin embargo, como casi todo en esta vida, hay mucha gente que no está de acuerdo con esta declaración oficial del programa.

Sí, es cierto, Suhaila ha ganado más pruebas de líder que ningún otro concursante; sin embargo, de sus éxitos en estas pruebas habría que descontar uno en que la lengua de fuego estaba amañada para que ganara. Fue tan descarada la ventaja de Suhaila que la organización del concurso tuvo que declarar desierto el liderazgo de esta.

Quizás, si hubieran retirado el vídeo de la prueba, y lo hubieran puesto en el limbo de los vídeos perdidos, como el de Belén Estebán llamando drogadicta a Ángela Portero, o Kiko Rivera "mar y con" a Jorge Javier, entonces, igual hubiera pasado desapercibido.

Pues sí, igual Suhaila es una buena atleta, no en vano era su profesión anterior, y esto le ayuda a ganar alguna prueba; sin embargo, ser un buen deportista no es sinónimo de ser una buena concursante, y mucho menos, de ser una buena persona. En este sentido, Suhaila es envidiosa, cobarde, instigadora y mala estratega.

Envidiosa porque no soporta los éxitos de sus compañeros y lo disfraza con un halo de rivalidad. Cobarde e instigadora porque en la mayoría de las ocasiones que sus "marionetas" han entrado al trapo de la discusión airada han sido por el avivamiento y la denuncia de Suhaila.

Vídeos destacados del día

Se pudo ver perfectamente en el vídeo homenaje a esta concursante en la última gala. Todo era bronca y negativismo, pero es que no podrían seleccionar otro tipo de imágenes.

Además "dime de lo que presumes y te diré de que careces". Y es que Suhaila se vanagloria de ser una excelente estratega, presume de ello ante las cámaras y afirma que es una parte legítima del concurso. Y así es, pero a Suhaila solo le gusta "su estrategia", pero no la de sus rivales, y salta de indignación si sus rivales pactan y le pagan con la misma moneda. Además, la estrategia siempre es perfecta para ella, pero en ningún caso para sus "amigas del alma" de la isla.

Su estrategia condenó primero a Lucía y después a Lola, y ahora, veremos si su último movimiento no la condena a ella misma o a otro de sus nuevos "amigotes", Nacho Vidal. Y es que la unión de Suhaila con Nacho Vidal demuestra que para Suhaila todo vale para llevarse la pasta del concurso, incluso pactar con su máximo enemigo de Playa Uva y con el que dijo que no iba a pactar en la vida.

Podría haber pactado con el grupo de los chicos, lo que le hubiera dado un halo de consistencia, pero no sabemos si su naturaleza competitiva le ha jugado una mala pasada. Obviamente, Nacho la ha ultrajado muchísimo más que los otros chicos de la isla, pero ella prefirió "pactar con el Diablo", un "diablo poderoso" y que goza de un gran número de adeptos y seguidores entre la audiencia de #Supervivientes.

Sin duda la elección de Suhaila recuerda mucho a esa inolvidable película del mismo nombre, "Pactar con el Diablo", en la que un ambicioso abogado (Keanu Reeves) no duda en vender su alma al Diablo (Al Pacino). No sabemos si Suhaila la habrá visto, pero si lo ha hecho, recordará que la estrategia del diablo siempre es mejor que la suya. #Reality