2

Este es el campeonato que votaron en AFA unánimemente, ante el augurio de “Don Julio”. Torneo en el cuál nadie creía y todos dijeron que rechazarían. El campeonato de 30 equipos, que es el más largo de todos los que hay en el mundo en la actualidad. Fue una idea del presidente de la AFA de aquel momento y del gobierno argentino con el fin de hacer una liga más “integradora”. Sin tener en cuenta que ya existía la Copa Argentina que cumple ese rol y que es un torneo que personalmente apruebo y me encanta. En su momento decían: “como es un campeonato largo, los técnicos van a tener más tiempo para trabajar tranquilos y va a haber menos despidos”.

La realidad dice hoy, que en 15 fechas de liga, fueron despedidos 13 técnicos. Son tantos los partidos por fecha, que a pesar de estar distribuidos en varios días, muchos partidos igualmente no los televisan. Los cruces son solamente a una sola rueda, salvo los clásicos que se juegan local y visitante.

Pero el punto que más me gustaría señalar, es el receso por la Copa América. La liga se interrumpe ahora en junio, donde los jugadores se van de vacaciones, y los clubes deben vender jugadores a mitad de campeonato. No está fuera de la realidad decir que la mayoría de los clubes en Argentina necesitan vender para cubrir costos operativos. Pero es ilógico que un club empiece con un plantel, y si al equipo va primero o segundo, le “desarmen el plantel” en el receso y el final del torneo termine décimo cuarto. Y lo mismo con otro que pelea el descenso. Por ejemplo: Boca es probable que venda a 5 jugadores, River seguramente 3 o 4 pierde. A Estudiantes, le sacarían a la “joya” Guido Carrillo. A Racing a Bou, se habla también de Lollo, Videla y otros más. Para enumerar algunos casos.

Un dirigente de un club importante planteaba: “el torneo debe empezar en agosto y terminar en mayo, como en Europa”. La realidad marca que la mayoría de los jugadores son vendidos al viejo continente, además de Sudamérica y México. Y no se puede empezar un torneo a principios de año y terminarlo a fin de año sin vender nada, porque en el verano europeo es donde se abren los libros de pases. Desgraciadamente Argentina no puede autoabastecerse económicamente, necesita de otros. Y en este tema al menos, hay que adaptarse. Los otros temas más globales…los discutimos en otro momento.

Con respecto a la competencia en sí misma, la liga es entretenida, porque los equipos son muy parejos. Y no solamente en Primera “A”, ya que la Copa Argentina, demuestra que equipos de 2 o 3 categorías de diferencia en determinados partidos parecen “iguales” y en muchos casos el de menor categoría es el vencedor. El Fútbol argentino es hermoso, no lo matemos, hagámoslo serio y respetémoslo. Hasta la próxima.