'Respiró hondo y se quitó la blusa. También el sujetador de encaje elegante gris nacarado que, en el último aniversario de boda, le había regalado su marido...' Así comienza el que podría ser el best seller del verano. Han pasado tres años desde que un vídeo íntimo enviado por Olvido Hormigos a su amante saliera a la luz y se hiciese viral no dejando a nadie indiferente. La ex concejala de los Yébenes, casada y madre de dos hijos fue motivo entonces de escarnio público como si de una moderna Jezabel se tratase.

El vídeo en el que aparecía masturbándose no dejó indiferente a nadie, los medios comenzaron su asedio y si bien al comienzo su mundo se vino abajo y se mostraba avergonzada y arrepentida, no tardó en darse cuenta de que podía sacar un gran beneficio económico y a ello se puso con un entusiasmo digno de mejor causa.

Se sucedieron los platós, los bolos en discotecas e incluso el marido engañado se dejó entrevistar mostrándose en todo momento como un gran apoyo a su mujer. Protagonizaron un conato de reconciliación amorosa del que nació su última hija hace diez meses, pero ella siguió a lo suyo y tras unas fotos muy comprometidas con otro hombre debajo de una farola, el matrimonio dio carpetazo a su relación, si bien por no separar a sus hijos, ambos siguen compartiendo techo y vida familiar aparentemente en perfecta armonía. Olvido y su marido son ahora amigos y residentes en los Yébenes.

Luego vino Gran Hermano Vip donde fue objeto de mobbing por una Belén Esteban enloquecida con la que compartía representante: Toño Sanchis, este evidentemente no iba a soltar a la gallina de los huevos de oro y por eso la de los Yébenes se vio de la noche a la mañana, vilipendiada, expulsada del concurso y sin representante.

Vídeos destacados del día

Pero Olvido es una mujer que se reinventa a sí misma con facilidad y ahora la tenemos convertida en bloguera en la Revista Lecturas y en escritora. Su primera novela 'El abrazo infiel' verá la luz esta misma semana y en ella ha volcado sentimientos, vivencias y fantasías eróticas.

Lecturas le hace una entrevista a todo color donde podemos ver a una mujer atractiva pero de sonrisa triste, tal vez porque en el fondo le toca bailar un baile que en realidad no le gusta. En la entrevista, Olvido confiesa que la novela tiene bastante de autobiográfica si bien Adriana la protagonista, una mujer de éxito, es más desinhibida y más libre que ella en todos los sentidos dando rienda suelta a su sexualidad sin importarle el qué dirán.

El marido engañado, un locutor de radio, tampoco se parece al sencillo carpintero padre de sus tres hijos, según cuenta ella, para evitar comparaciones que de todas formas se van a producir. También hay sitio en la novela para una mujer muy parecida a su enemiga íntima Belén Esteban.

La revista reproduce el primer capítulo y parte del segundo, para calentar motores antes de la aparición de la novela en las librerías, ya que se pretende que Olvido Hormigos haga una gira por las principales ciudades españolas firmando libros. El morbo está servido.