Todos sabemos del espíritu ganador de Lionel Messi, un jugador de su calibre no llega a donde él ha llegado solo por el talento, muchos se echarían a dormir pensando que ya lo hicieron todo. El rosarino es sabedor de las ganas que hay en Argentina con la Copa América.

El objetivo no parece sencillo, un torneo igualado con grandes selecciones serán rivales de una albiceleste que tiene uno de los ataques más mortíferos del mundo, pero que cuenta con debilidades en otras zonas del campo, un centro del campo con poca imaginación y una defensa que no es todo lo fiable que debiera.

Las posibilidades de Argentina están ahí, pero tendrá que luchar contra una selección brasileña que tiene en su compañero de club Neymar un gran enemigo al que batir, quizás con una punta menos de brillo en el ataque pero más compacto.

Otras selecciones pueden dar la sorpresa, Chile, o la Colombia de un James que sigue creciendo a pasos agigantados pueden ser las grandes rivales, no olvidando a la selección con más títulos en su palmarés y que es competitiva como pocas, Uruguay.

Dura lucha pues, la que tendrá que afrontar una Argentina que por descontado tiene al mejor jugador del mundo en la actualidad y que encima asegura llegar motivado y en mejor forma que en la cita mundialista del pasado año. Messi es sabedor de las ganas de todo su país por conquistar un torneo y también es un reto personal muy bonito que haría que el crack argentino se fuera de vacaciones con un nuevo título.

Veremos si sus compañeros dan el nivel, desde luego que tener a Messi en el once da muchas más posibilidades a cualquier equipo, pero él no puede hacerlo todo solo y los otros diez tendrán que estar a la altura.

Vídeos destacados del día

En estos torneos cortos los despistes se pagan y ya sabemos que entrar de mala manera puede costar complicaciones innecesarias o cruces que puedan complicar en demasía el peregrinar del equipo por el torneo de selecciones más antiguo del mundo. Messi promete dar guerra y estaremos para contároslo en Blasting News.