Hay programas que deberían de tener un control más exhaustivo por parte de algún organismo independiente debido a la cantidad de falacias que se dicen por centímetro cúbico. Son espacios televisivos que hablan de cosas banales y que, si no existen, se lo inventan.

Me parece una falta de respeto al espectador la noticia que ayer desvelaba en Sálvame el señor Kiko Hernández acompañado en ese púlpito, al que llaman `pulpillo´, acompañado de la sobrina de Isabel Pantoja, Anabel.

Desde ese improvisado atril, Kiko lanzó una exclusiva con voz muy decidida al principio. Ordenó a Anabel que se subiera con él y, a pesar de su inicial negativa, al final accedió y se colocó al lado del colaborador de Sálvame.

La noticia concernía a Jessica Bueno, ex de Kiko Rivera. Comenzó diciendo que se había celebrado la boda con su novio J Peleteiro , pero que en realidad se casaron por lo civil hacía ya dos semanas. Hasta ahí todo normal, pero la vergüenza vino al final de la exposición. Mientras Kiko Hernández hacía suspense en sus palabras, por el micro se escuchaba a Belén Esteban desvelando lo que iba a contar su compañero, más cutre imposible.

La exclusiva tan ansiada era que Jessica se había casado embarazada, que digo yo, no sé qué morbo puede tener esa noticia cuando en la actualidad es lo más normal del mundo, si lo hubiera revelado cuando Lola Flores campaba a sus anchas por la antigua España, pero ahora, no lo entiendo.

Pero lo más grave no es eso. Con la tez cariacontecida de Anabel ante las afirmaciones de Kiko acertó a comentarle al colaborador de Sálvame que la noticia habría que ponerla en tela de juicio porque no estaba contrastada. Hernández le comentó que estaba contrastada al 80%, eso unido con el rótulo arriba de la pantalla de `Bomba no Contrastada´, hacía innegable el circo que se estaba protagonizando en ese plató.

Haciendo una leve reflexión sobre este hecho. No es noticia que una mujer se case dos semanas después de haberlo hecho por lo civil. Tampoco lo es que una mujer contraiga matrimonio después de quedarse embarazada, ni es extraño ni está tan mal visto como hace décadas y encima, para rematar la faena, es una posible exclusiva, vamos que no está contrastada... Soy yo o se nota ya demasiado que este programa es una pantomima. #Televisión #Telecinco #Corrupción