Existen personas que cuando hablan de ciertos temas hacen que suba el pan con tan sólo soltar algunos vocablos, y la verdad, que suelen ser personas que no predican con los consejos que dan, y por eso debemos enseñarle que la memoria es muy corta, sobre todo cuando la actualidad y el dinero manda.

Me parece bastante inquietante que personas que tienen una distraída moralidad y que viven de programas donde se despotrica sobre posibles miserias de famosos y casposos pueda dar esas lecciones de comportamiento y civismo al resto de los mortales.

Nos referimos al señor Jorge Javier Vázquez. El presentador de Sálvame, ha tenido a bien en mostrar su descontento por la no entrada por teléfono de Isabel Pantoja para dar ánimos a Chabelita, durante la emisión de la gala del reality Supervivientes.

Comenta en su blog que, recomendaba a la tonadillera tragar saliva, unido con su amor propio, y también divagaba sobre los motivos por los que no entró en directo. Anabel, sobrina de Isabel Pantoja, comentó que no había entrado en directo para evitar suspicacias, refiriéndose a los posibles comentarios de privilegios en contra de Chabelita.

Según Jorge Javier, los motivos de la no entrada telefónica de Isabel fue la propia idiosincrasia del clan Pantoja. Dice que los posibles motivos son las demandas que tiene puestas a la cadena o que el presentador de Supervivientes es el mismo que de Sálvame, o también que no quería hacer que la audiencia subiera, y se reflejara en dinero para el imperio de Mediaset. Algo que, por exclusión, se refiere directamente a que los Pantoja harían eso previo sustancioso pago.

No entiendo las críticas del señor Vázquez. El programa que el presentaba, tanto el antiguo Aquí Hay Tomate como en Sálvame, ponía a parir a todo el clan Pantoja, día tras día, pero cuando Isabel fue a Supervivientes a hablar primero, y luego a recibir a Kiko Rivera, existió un ´peloteo´ previo, durante y después a la tonadillera, y usted, señor Vázquez, fue el máximo exponente. Y si lo que critica es que lo hace previo pago, lo veo estupendo que proceda así, porque su programa se lucraría, y no poco, si esa llamada se produjera, a no ser claro, que quieran ustedes todas las ganancias del pastel, que de ignorantes puede estar el país lleno, pero de tontos quizás haya menos de los que usted piensa.