La cadena del grupo Mediaset estuvo durante la semana intentando conseguir que la llamada de Isabel Pantoja se produjese. La situación era la perfecta, una Chabelita que sigue como concursante e Isabel disfrutando de su primer permiso penitenciario.

Solo quedaba lo más importante, convencer a la tonadillera o más bien a los abogados de la misma para que Isabel llamase a su hija y pudiera darle una gran sorpresa. Los abogados e Isabel parece que no han querido que esa llamada se produjese, quizás para no dar más leña mediática a su propia situación. Por descontado esto no afectaba a una Chabelita que desconocía por completo el permiso de su madre, así pues el no comunicarse con ella no le afectó.

Aunque a Telecinco se le escapó el "momentazo televisivo", esto no fue óbice para jugar con la posibilidad de que esa llamada tuviera lugar e incluso mientras se hablaba en directo con Chabelita se puso en pantalla el teléfono de aludidos, no sabemos si para de esta manera dejar claro que por su parte la posibilidad se dejaba abierta o para esperar esa llamada sorpresa que nunca llegó.

La realidad es que el programa jugó con esa posibilidad, un Jorge Javier Vázquez con muchos minutos de televisión y acostumbrado a valerse de todas las tretas posibles para mantener a la audiencia expectante, no dudó en comentar que a lo largo de la noche habría llamadas de los familiares de los concursantes. Una sonrisa dejaba ver que llamaría #Isabel Pantoja y así se fue desarrollando la noche, esperando "la llamada que nunca llegó".

Vídeos destacados del día

Los espectadores de Sálvame ya saben de las tácticas sibilinas que utilizan para "cebar" a la audiencia, en este caso no era tal o cual imagen, el poder oír a una Isabel Pantoja que no hizo declaraciones a ningún medio en su permiso penitenciario, era algo muy goloso y si a eso le juntamos una gala que terminaría con una expulsión, tienes el cocktail perfecto para mantener a una audiencia que sigue respaldando el reality de Telecinco. El fin justifica los medios y la audiencia hay que mantenerla, cueste lo que cueste. #Supervivientes