Entre Isabel Pantoja y Telecinco no está el "horno para bollos". Lo que se presumía como un negocio redondo para ambas partes se ha quedado, al final, en agua de borrajas. Nadie duda, que el pasado jueves, los teléfonos entre Mediaset y Cantora echaban humo, pero los abogados de una y otra parte no consiguieron llegar a un acuerdo.

Las relaciones de los hermanos Pantoja, Isabel y Agustín, con Mediaset, y más concretamente con Sálvame, son nefastas, y ya se ha comentado que Isabel Pantoja tiene querellado a medio plantel de este programa de Telecinco.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Por su parte, los colaboradores de Sálvame tampoco se han cortado a la hora de ajusticiar a La Pantoja y tanto Jorge Javier Vázquez como Mila Ximénez han soltado por su boca insultos poco acertados contra la madre y el hijo de la familia.

Aun así, y con el "Sr. Don Dinero" de por medio, todos creían que las diferencias iban a ser momentáneamente olvidadas para que Isabel Pantoja entrará por teléfono durante la emisión de Supervivientes. Incluso un teléfono para una Isabel Pantoja aludida pudo ser visualizado en pantalla y Jorge Javier alargó su charla con Chabelita sobre el amor de su madre.

Pero no, no pudo ser, Isabel se puso con sus brazos en jarra y no se pudo llegar a un acuerdo satisfactorio. La verdad, y siendo objetivos, Isabel Pantoja tenía una disyuntiva muy difícil de lidiar e hiciera lo que hiciera sabía que iba a ser carne de cañón de las críticas de Telecinco y del público en general.

Por ejemplo, imaginemos que hubiera decidido participar de la fiesta de Telecinco y hubiera llamado al programa para hablar con Chabelita.

Vídeos destacados del día

Entonces, todo el mundo la hubiera calificado de "pesetera" y de venderse por "la pasta", y muchos no hubieran entendido que le siguiera el juego a una cadena hostil, para que esta, hiciera su agosto en junio.

Al decidir no llamar, también está siendo criticada y muchos ya aseguran que el amor por su "hijo del alma" no es igual que el que le procesa a su "hija adoptiva del alma". El hecho de que Chabelita sea adoptada, por supuesto, empeora las comparaciones, ya que de haber sido hija biológica, el amor de madre se supone, como la valentía en los soldados.

Podría haber llegado a un acuerdo salomónico, es decir llamar a la isla sin cobrar o simplemente que la cadena le hubiera permitido llamar a Chabelita sin tener que ser presenciado por las cámaras. No sabemos si lo segundo ocurrió, pero desde luego no ha trascendido. Sin embargo, lo de llamar sin cobrar, aunque se hubiera evitado enjuiciar a Isabel Pantoja por "pesetera", a Telecinco le hubiera salido redondo. Y claro cuando odias a alguien hasta el punto de denunciarlo sin piedad, tampoco te sale del cuerpo que se forre a tu costa sin recibir un euro.

La verdad, muy difícil el dilema para Isabel Pantoja. Ahora ya no tendrá oportunidad de arrepentirse, pues la próxima vez que salga de prisión, Supervivientes habrá terminado. Así que "a lo hecho pecho" y ahora a aguantar las críticas de unos y otros, aunque probablemente si hubiera entrado en el concurso las críticas hubieran sido peores.