En este largo caminar de la vida existen numerosos hechos que hacen que uno se quede perplejo, incluso cuando crees que ya nada puede sorprenderte más de lo que ya estabas. Lo cierto es que, en la mayoría de los casos, te impacta muchísimo más cuando es en clave negativa, y más si se repiten las decepciones una vez tras otra.

Estamos hablando del programa aburre cerebros que Mediaset retransmite a través de Telecinco durante las soporíferas tardes, espacio muchísimo más lleno de publicidad que de contenidos, nos referimos a Sálvame, el programa co-presentado por Jorge Javier Vázquez y Paz Padilla.

Haciendo el típico zapping mientras estás dudando entre soltar el mando o quedarte durmiendo en el sofá, me sobresalté cuando, en el pulsar de botones, pasé por el canal de Vasile. El motivo fue un banner de publicidad que rezaba, con la inquietante imagen de Mila Ximénez cabreada de fondo, `si tienes información relevante sobre un famoso, dínoslo por Whatsapp´.

Mis conexiones neuronales se quedaron en estado de shock. A ver si yo me entero de la película como va. Al principio, los colaboradores de este programa intentaban buscar los contenidos que afectaban a los famosos, intentando rascar todo lo posible para dar alguna exclusiva. Luego, hartos quizás de demandas, empezaron a montar un circo que a día de hoy sigue entre los propios colaboradores, peleas entre ellos y con gente de fuera que retroalimentan a los propios integrantes del programa. Pero esto ya es el colmo de la perrera en estado supino, ya ponen el número de Whatsapp para que cualquier persona les sirva como gancho para poder sacar informaciones de cualquier famoso, para que ya no tengan que hacer nada, simplemente un guión y a correr.

Lo peor de todo esto es que hay personas, que sin ánimo de lucro, van a dar esa información y van a seguir engordando y retroalimentando a estas personas que viven de despotricar de lo ajeno sin mirar lo que tienen dentro. Me patinan las neuronas sólo de pensar en cómo Mediaset trata a su audiencia, cada vez menos a dios gracias, ya no solo tienen que bajar el volumen para no quedarse sordos y enredarlos con las tretas entre compañeros que se quieren y odian a base de talonario, también los van a poner a trabajar para seguir inflando las cuentas bancarias de todos los que a éste putrefacto programa está dando de comer.