Belén Esteban está viviendo una segunda juventud con sus nuevos "amigotes". Varias son las veces que la han sorprendido "pegando fuego a Madrid". Y es que juntarse con gente más joven como Ylenia, Labrador e Israel Lancho "El torero" es lo que tiene. Sin ir más lejos, el pasado miércoles, en una conocida discoteca madrileña, protagonizaba una riña verbal con su archienemiga Olvido Hormigos.

Al parecer, Olvido Hormigo miró de forma desafiante a la colaboradora de "Sálvame" a la que esta respondió con el famoso "hasta nunqui" made in Ylenia Padilla. Como no podía ser de otra forma, por su condición de torero, Israel Lancho salió al quite de la Esteban enviándole besitos envenenados a la Hormigos, a lo que Olvido respondió con unos cuantos gestos en forma de peinetas e insultos airados.

Ante esta actitud, medio pueril, medio macarra, la de Paracuellos se quedó sola y sin defensa. Al día siguiente, en Sálvame, por primera vez y sin que sirva de precedente, fue Kiko Hernández quien reprendió a su compañera de programa y le invitaba a la moderación y a no comportarse como si tuviera quince años.

Pero no ha sido la única actuación "estelar" de Belén esta semana. El viernes le tocaba darle caña a otra exconcursante de GH VIP, Ángela Portero. Con el egocentrismo y la superioridad moral que le caracterizan declaraba que sentía pena de ella (Ángela) por tener que acudir a Sálvame, y ganar dinero, para hablar sólo de ella (Belén Esteban).

Sin embargo, el ridículo más importante lo hizo ese mismo viernes por la noche en Sálvame Deluxe, apuntándose a la defensa indefendible de su último protegido, Labrador.

Vídeos destacados del día

Y es que ya saben lo que dicen "dime con quién andas y te diré quién eres". Disfrazada de "Piolín" demostraba que, primero, no entiende el idioma castellano y, segundo, que es una artista consumada de la demagogia cuando de defender a los suyos se trata.

Tras un polígrafo impecable del padre de Labrador, en el que demostraba que decía la verdad en todos los asuntos importantes, en lo que concierne a la mala relación con su hijo, Belén se posicionaba del lado del "mentiroso", Labrador hijo, y en ocasiones hasta estuvo a punto de cuestionar los resultados del polígrafo ¡hay que ver para creer, con lo que se ha apoyado en esta máquina de la verdad para justificar lo injustificable de sus conductas!

Pero es que Belén Esteban no se entera de la misa la mitad. Cuando reprodujeron las imágenes del ataque de ansiedad del padre de Labrador, al finalizar su cara a cara con su hijo en un pasado Sálvame Deluxe, la nueva compañera del padre gritaba despavorida "todo esto es mentira, es un montaje".

Pues bien, todos entendimos que esta señora acusaba a Labrador hijo de las mentiras; sin embargo, Belén Esteban entendió que la señora acusaba a su propia pareja de fingir el ataque de ansiedad.

Menos mal que otros colaboradores del programa como Jorge Javier Vázquez, Kiko Hernández, Mila Ximénez y Kiko Matamoros lo entendieron a la primera y se lo explicaron con prontitud. Y no fue sólo durante este episodio de la entrevista, y es que en su defensa a Labrador hijo se quedó sola ante el peligro y fue reprendida larga y duramente por Jorge Javier. En cualquier caso y ante esta lección de "periodismo" de la Esteban no nos extrañaría que algún día le otorguen el Premio Ondas o el "Premio al mejor abogado del Diablo". #Televisión #Telecinco