El Elche consiguió mantenerse no sin apreturas en el terreno de juego, eso es matemático. Aunque no se sepa de fútbol no deja lugar a dudas, a pesar de ello parece que tiene todas las papeletas para volver a esa categoría en la que es todo un clásico. Los esfuerzos del Elche durante años por volver a la primera división parece que volverán a ser el día a día de la institución franjiverde.

Los modestos en esta #Liga española son una comparsa, un relleno que parece solo tener sentido para ser sparring en ocasiones molesto de unos grandes que parecen jugar la liga porque no les queda más remedio. Las diferencias siguen siendo enormes y parece mentira que puedan darse en ocasiones sorpresas con las diferencias salariales y de todo tipo que se dan en esta liga de las dos velocidades.

Esto no es solo un problema económico y deportivo, es un problema social, ser de un modesto ahora es un acto de valentía. El seguidor del equipo de la ciudad parece ser una rara avis en un país en el que parece que tienes que ser por bemoles de Madrid o Barcelona. Este virus parece haberse instalado y corre el peligro de ser ya una realidad inamovible.

¿La decisión del descenso del Elche habría llegado si fuera alguno de los grandes? seguro que no, hace años recuerdo que por motivos económicos Sevilla y Celta tenían que bajar, pues bien la presión de sus aficiones, una por su gran número y poderío social como es la sevillista, otra ya no solo por la historia sino por el fuerte sentido regional de Vigo consiguieron que se diera marcha atrás.

Es curioso que los dos equipos favorecidos por la decisión, el Real Valladolid como el Albacete Balompié tuvieron un apoyo en lo social bastante menor, equipos con aficiones más modestas en número o con menor apego en sus ciudades al equipo local que en base a la lucha de sus dirigentes consiguieron valer sus derechos.

Vídeos destacados del día

La solución fue que los cuatro equipos militarían en primera.

Con los años que han pasado y las diferencias entre ambos casos, ahora está en la lucha un Elche que está sufriendo la mala política de sus antiguos directivos y parece que incluso de los actuales. Su afición ni es la más numerosa ni tiene el apoyo de una región. El beneficiado es un club modélico en muchas cosas, especialmente en lo económico, modestos pero honrados.

Al final, parece que quieren sentar cátedra con el modesto Elche y ¿quienes verdaderamente van a pagar el pato? los aficionados, esos que se han tirado sufriendo todo el año y han pagado un abono o entradas sueltas para un partido. Al final todo el año no ha valido para nada y por culpa de los de arriba paga toda una afición. Desde aquí todo mi apoyo de aficionada de otro equipo para el Elche, los modestos siempre pagan el pato...