No somos los primeros y ni seremos los últimos a los que nos pareció que el polígrafo al que se sometió Kiko Hernández en Sálvame Deluxe fue una tomadura de pelo, y que podría calificarse como incompleto, insulso, intranscendente y toda una serie de adjetivos que se les ocurra y que empiecen por el prefijo in.

Vertele y Dime opinan lo mismo en un reciente reportaje sobre la figura de Kiko Hernández "el niño mimado de #Telecinco". La vida de este tertuliano está más llenas de sombras que de luces y si hubiera que elegir un calificativo para definir su vida, probablemente, habría que elegir el término ambigua.

Por ejemplo si escribimos una serie de sinónimos de ambigüedad como indeterminación, confusión, equívoco, oscuridad, rodeo, tergiversación, doble sentido o juego de palabras, tendríamos definido a la perfección al personaje que nos ocupa, y es que en Kiko Hernández nada es lo que parece.

La oscuridad y la confusión se han apoderado de todas las facetas de su vida, tanto personal como profesional. Por ejemplo, a sus 38 años sólo se le ha conocido una relación sentimental, la que sostuvo con Patricia Ledesma coincidiendo con su participación en "Gran Hermano 3", aunque, la verdad, no sabríamos si contarla ya que igual fue parte del show televisivo.

Igualmente, la orientación emocional de Kiko Hernández siempre ha sido motivo de confusión y equivoco e igual recuerda que ha perdido los vientos por María Patiño que ha tenido sueños eróticos con su jefe Jorge Javier Vázquez. En este sentido, Telecinco ha explotado hasta la saciedad este doble sentido de la vida sentimental de Kiko Hernández, e igual lo hemos visto en #Televisión saliendo de un armario, que cubriendo festivales gay, que haciéndose mimitos con reconocidos homosexuales como Enrique del Pozo.

Vídeos destacados del día

Aunque eligiese lo que eligiese está en su más que perfecto derecho, en otros aspectos de su vida personal también ha sido acusado de tergiversación. Por ejemplo, uno de sus más enconados enemigos, aunque no el único, es Pepe Herrero, ganador de la séptima edición de GH, y que en una ocasión le acusó de inventarse un cáncer de páncreas para salir en televisión. Y es que el episodio del cáncer es uno de los más oscuros del tertuliano, y del que sinceramente lo felicitamos si en verdad logró vencer a uno de los cánceres más mortales y agresivos que existen.

Aunque agente inmobiliario de toda la vida, según María Patiño, Kiko Hernández no tiene nada que envidiar a ningún periodista, y fruto de esta profesión, más por inspiración que por estudios, actualmente se gana la vida como tertuliano de televisión y reportero de la revista "Qué me dices". Sin embargo, un reciente escarceo con la justicia nos recordó que sigue ejerciendo de agente inmobiliario, ya que hace apenas dos meses se habló que podría haberse apropiado indebidamente de unos 14.000 euros de uno de sus clientes.

La verdad, y como recuerda Vertele y Dime, a los guionistas de Sálvame Deluxe no le hubieran faltado temas serios si hubiesen querido hacer un polígrafo comprometido, sin embargo, y viendo cómo se las gastan Conchita y su polígrafo, cada vez tenemos menos dudas de que el polígrafo a Kiko Hernández no fue más que una forma de hacer caja y de tomarle el pelo a la audiencia. Al menos dio el "notición" de que pronto sería padre, pero como no podría ser de otra forma, la ambigüedad de cómo lo conseguiría también quedó en el aire.