El bipartidismo esta detrás de los ataques protagonizados por las caras más representativas de Telecinco. Mediaset ha puesto la maquinaría a funcionar para lograr que el bipartidismo siga reinando. Antes de explicar la estrategia que van a emplear voy a tirar un poco de hemeroteca, Belén Esteban: "Votaré a Mariano Rajoy" y respecto al movimiento 15M. "Me parece una gilipollez. Indignados en este país estamos todos". Muy bien pasemos al otro rostro conocido de la cadena a Jorge Javier Vázquez: "Confío en Rubalcaba",

Tendemos a olvidarnos de declaraciones como estas, la cadena las tapa muy bien y parece que quedan en el olvido, pero Google para estos asuntos es "mano de santo".

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Los ataques hacia Podemos encabezados por Jorge Javier Vazquez en estos últimos meses no se corresponden a otra cosa que a una orden de la cadena y al mismo tiempo a la voluntad del presentador.

¿Pero que ganan haciendo esto? muy fácil la mayor parte del público de este programa no deja de ser gente mayor que no tiene pensando cambiar su voto a estas alturas.

Pero por si acaso a alguna de esas personas mayores se le ocurriera hacerlo ya esta Jorge Javier Vazquez desde Sálvame o Sálvame Deluxe o cualquier otro de sus programas para atacar a Podemos y si no ataca a Podemos a Pablo Iglesias. Parece increíble que en pleno siglo XXI una persona pueda influenciar tanto a las personas, más teniendo en cuenta la clase de programa que presenta. Esto no es si no el claro signo del miedo que sienten los grandes partidos a que acabe su reinado.

El claro ejemplo de que el Gobierno usa sus contactos con Telecinco son todas las sanciones perdonadas y la no retirada de programas como Sálvame, porque hay que recordar que Sálvame no lo ven 45 millones de personas, aunque muchas veces parezca que si.

Vídeos destacados del día

Mucha gente quiere su retirada, pero lejos de eso Telecinco se empeña en duplicar y triplicar su contenido basura con nuevos realtys. Podríamos decir que Telecinco sale en defensa del bipartidismo mediante sus caras más conocidas.