Lucía será la próxima expulsada de Supervivientes. Sus posibilidades de sobrevivir a Nacho Vidal y a Fortu son mínimas. Lucía difícilmente puede competir con Nacho; aunque este tiene muchos detractores, en la Gala de hoy también se ha puesto de manifiesto que cuenta con el beneplácito de gran parte de la audiencia y sus cualidades como superviviente se han impuesto a sus defectos de convivencia.

Con Fortu también lo tiene muy difícil, ya que este concursante ha sido, hasta ahora, un ejemplo, tanto de supervivencia como de convivencia, y su comportamiento en las islas de Honduras ha rozado la perfección. Con esto, el lastre que acompaña a Lucía de su participación de Gran Hermano y su conducta irascible de esta semana hacen que esta concursante tenga todas las papeletas para ser la expulsada de Playa Uva y del concurso de Supervivientes.

La cuestión ahora es ¿quién tiene la culpa de que Lucía haya sido nominada y de que, en breve, sea expulsada del concurso? La respuesta más fácil sería culpar a Nacho Vidal, el concursante que ha conseguido sacarla de sus casillas y hacer aflorar su carácter más agresivo. Sin embargo, y tratando de hacer un análisis lo más objetivo posible, podríamos decir que la única culpable es Suhaila.

De ahí que en el título de esta crónica pongamos la palabra amiga entre comillas. Además de que para establecer una amistad se necesita más de una semana de convivencia, las acciones de Suhaila con Lucía han sido nocivas y con amigos así uno no necesita enemigos. Por ejemplo, la actitud colérica de Lucía ha sido en todo momento promovida por las acusaciones de Suhaila a Nacho Vidal.

Pongamos dos ejemplos, primero, cuando Nacho reparte el coco de la discordia y se lo entrega a Suhaila, esta rápidamente va a hablar con Lucía para quejarse sobre lo desproporcionada que ha sido la partición.

Vídeos destacados del día

Lucía entra al trapo y observamos el primer enfrentamiento serio entre esta y Nacho. Igualmente, el capítulo de los cangrejos ermitaños escaladores, comienzan con la denuncia de Suhaila a Lucía y el enfado monumental de esta última con el actor.

Sin duda, estas actitudes guerrilleras de Lucía han sido las responsables de su nominación, la cual se habría evitado si no hubiera tomado el mando de las operaciones contra Nacho Vidal en el nombre de Suhaila. La instantánea tomada por las cámaras, haciendo trampas con Carmen Lomana, también ha ayudado, pero igual se hubiera quedado en un pecado venial si no hubiera llovido sobre mojado.

Pero además de ser la responsable de la nominación de Lucía, Suhaila también será la responsable de su expulsión. Obviamente, y siendo la líder del grupo, Suhaila podría haber hecho algo más por su "amiga" Lucía. Así, sabiendo que estaba nominada con Nacho, la elección del tercer nominado tendría que haber sido más meditada.

Lucía podría competir con Christopher, Rubén, Lola, e incluso, con Rafi Camino a la hora de ser expulsada, pero nunca contra Fortu.

Por lo tanto, podríamos decir que Suhaila se ha equivocado al ejercer su nominación como líder. La cuestión es si se ha equivocado por falta de meditación o si realmente no se ha equivocado y ha actuado de forma estratégica para eliminar, según ella, a una dura contrincante.