Mediaset y Telecinco disponen de una ocasión de oro para limpiar su imagen. El triunfo de Belén Esteban en GH VIP fue visto como un tongo en toda regla y sus consecuencias han sido evidentes. La indignación de la audiencia ha alimentado un boicot a Mediaset en Twitter y las audiencias de programas satélites como Sálvame y Sálvame Deluxe se han resentido considerablemente.

Ahora, la cúpula de Mediaset se encuentra ante otra encrucijada, y es que el programa de Supervivientes no tiene nada que ver con GH VIP y, simplemente, por el título del Reality, el ganador de este debería de ser alguien con el bastante arrojo para sobrevivir a las duras condiciones de las islas de Honduras.

Hasta el momento, si hay dos concursantes que se merecen ganar este concurso son Nacho Vidal y Elisa de Panicis. El primero ha hecho gala de unas actitudes inmejorables para la supervivencia, su capacidad para generar fuego, pescar y organizar las infraestructuras de Cayo Paloma son propias de un Robinson Crusoe y las únicas críticas a Nacho podrían venir por su convivencia con otros miembros de la isla.

Elisa, por el contrario, ha tenido la ventaja o desventaja de estar sola en una isla hostil, Isla Destierro, y su aclimatación y mimetismo con ella ha cautivado a la audiencia. Vivir en apenas 50 metros cuadrados, con limitados recursos y con un viento que no deja de soplar no es fácil, sin embargo, el optimismo de Elisa ha hecho de estas condiciones un paraíso caribeño.

Podríamos nombrar a Fortu como otro honroso candidato para ganar el programa o a Suhaila si no fuera por su carácter irascible, pero quitando a estos cuatro concursantes, ningún otro ha hecho méritos para alzarse con los laureles del triunfo. Sin embargo, y aunque Telecinco lo tiene fácil, mucho nos tememos que la ganadora de Supervivientes, en contra de la opinión de la audiencia, será Chabelita.

1. En los concursos de Telecinco no importan las aptitudes de los concursantes: ejemplos bochornosos son los de Belén Esteban que ganó “Más que baile” sin saber dar un paso de esto y GH VIP, un programa de convivencia, sin saber convivir.

2. Lo único importante es el tirón mediático y la capacidad de generar ingresos por parte de los concursantes: en este sentido, la oportunidad de tener a Isabel Pantoja madre en las Galas del programa generaría una audiencia y unos ingresos galácticos a la cadena que no pueden dejar escapar.

3. El ganador de un concurso de Mediaset, a la vez, debe de alimentar el morbo y las horas de emisión televisiva de las dos versiones de Sálvame: en ese sentido, Chabelita es una mina de oro. Su futura boda con Alejandro Albalá y la reciente polémica con el progenitor de este pueden dar para muchas horas de televisión y exclusivas en revistas de cotilleo.

4. Todo está planeado para que Chabelita sea la ganadora: esto lo demuestra la plataforma en su defensa diaria. Su prima, Anabel Pantoja, es una asidua colaboradora de Sálvame diario y este es un privilegio del que carecen los otros concursantes de Supervivientes.

5. Por último está el tema polémica, el cual según los ingenieros de “La Fábrica de la Tele”, debe de ser muy rentable: el morbo de generar polémica y hacer ganador a uno que no se merece debe de estar en los genes de Telecinco, y la tentación de volver a hacerlo, debe ser mucho más gratificante que darle la razón a la audiencia.