Sobrevivir a las duras y hostiles condiciones de las islas de Honduras tiene su precio. Quizás el más evidente es que, preocupados por conseguir el preciado alimento, otras aptitudes menos elementales, como el lenguaje, no es necesario cultivarlo. Y es que, viendo Supervivientes, el significado de las palabras ha perdido todo su sentido.

Un ejemplo, es la palabra machismo. Aunque usada para denunciar una deleznable actitud, su uso es muy recurrente y en ocasiones poco apropiado.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Repetida hasta la saciedad para definir a Nacho Vidal, ahora, en la isla y en muchos foros de las redes sociales, se acusa a Fortu de machista por su reacción con Lola. Por lo terrible de su connotación, y sobre todo por respeto a las mujeres que si están de verdad sometidas a machismo, habría que usar apropiadamente este término y emplearlo, únicamente, cuando fuera aplicable.

Machismo significa actuar ofensivamente contra una mujer por creerse superior a ella. Cuando, por ejemplo Lucía dice que le va a romper la cabeza a Nacho o le escupe a Rubén, no está teniendo una actitud machista, sino simplemente violenta, porque el género de la persona que está enfrente no es lo que importa. Se podría decir que lo de Lucia es violencia, pero en ningún caso es violencia de género.

Lo mismo ocurrió con Fortu después de que Lola le llamará sinvergüenza. Se puede discutir si Fortu tuvo una reacción violenta, si fue o no justificada, sin embargo, en ningún caso, se puede calificar a esta acción de machista, porque no la tuvo por pensar que Lola era una mujer, sino, simple y llanamente, porque le estaba insultando y sacándolo de sus casillas.

Otra de las palabras que tampoco reconocemos en las islas es crítica.

Vídeos destacados del día

Aunque para muchos de nosotros lo que hace Carmen Lomana cuando habla de sus compañeros es criticar, parece ser que en la isla esta acción se puede definir como opinión. Si en lugar de opinión hubieran elegido el término malmeter, entonces igual hubiéramos aceptado “pulpo como animal de compañía” pero lo de opinión, a no ser que se le ponga el adjetivo mala delante no es aceptable.

También es curioso cómo se juega con la palabra falsedad, y es que en la isla parece que lo que todos entendemos como libre elección se convierte en traición. Además, para personas como Lucía este término tiene un doble sentido, Christopher es falso porque le caen mejor otros concursantes como Nacho o Fortu, ella es leal porque se he convertido al "Suhailismo" y es el brazo, o mejor dicho, la boca ejecutora de Suhaila.

Pero lo que más desconcertado nos tiene es la mismísima palabra supervivencia. Si para unos es pescar, hacer fuego, mantenerlo, es decir, alimentarse para sobrevivir, para otros la palabra supervivencia es sinónimo de guerra y confrontación.

Aunque debemos admitir, que para esta palabra los dos significados son aceptados, también deberían entender, aquellos que prefieren el sinónimo de guerra, que entonces la palabra trampa también forma parte de la supervivencia.

Así, en la guerra y en la supervivencia todo vale. Nadie podría negar que las emboscadas en las batallas son, al fin y a la postre, trampas para ganarlas, y las armas, inventadas por los hombres primitivos, no son otra cosa que artimañas para poder cazar a los animales que serían inaccesibles sin ellas. Entonces ¿si habéis elegido la guerra como estrategia y forma de vida en la isla, entonces, por qué os quejáis tanto por unas pequeñas e inofensivas trampas?