Las tres tareas prioritarias del hombre primitivo consistían en el mantenimiento del fuego, la caza y la pesca y la perpetuidad de la especie. Aunque estamos casi seguros que no ha ejercido la tercera de estas actividades en Cayo Paloma, de todos es sabido que esta faceta de Nacho Vidal está más que cumplida e incluso ha hecho de este acto su profesión.

Sólo nos faltaba por saber si Nacho era capaz de llevar a cabo las otras dos actividades en la isla de #Supervivientes. Pues en un periodo de apenas dos días, y ante las necesidades imperiosas de la nueva morada de los veteranos, Nacho Vidal ha sido capaz de hacer fuego y de pescar un tiburón.

Aun así, la figura de Nacho Vidal sigue generando grandes discrepancias, para unos el concursante es un verdadero superviviente que logra adaptarse al medio de una forma camaleónica, ya que es capaz de conseguir el alimento y, además, mantener a raya a las “fieras” de la isla disfrazadas de Homo sapiens de género femenino.

Sin embargo, para otros, Nacho Vidal no es más que un hombre primitivo, y no por pescar y hacer fuego, si no por tratar de una forma machista a las mujeres de la isla. Como todo en este mundo, todo depende del color del cristal con que se mire y en Supervivientes el color de este cristal depende de que usted considere que este concurso es un #Reality basado en la supervivencia o en la convivencia.

Aunque ponernos a hablar aquí de la postura machista o no de Nacho Vidal sería meternos en un jardín, justo sería decir que Nacho nunca ha demostrado una postura machista con Isabel Rábago, e incluso ha sido el primero en defenderla frente a las críticas de no hacer nada en la isla por parte del grupo de Carmen Lomana, Chabelita y Suhaila.

Por lo tanto, las actitudes de Nacho frente a este grupo se podrían entender más como un enfrentamiento entre iguales, independientemente de que este grupo esté formado exclusivamente por mujeres. Obviamente, ante este tipo de enfrentamiento las actitudes desafiantes podrían ser interpretadas de forma distinta dependiendo de la afinidad de los espectadores por un grupo u otro.

Sin embargo, para todos aquellos que tengan la tentación de convertir a Suhaila en la Madre Teresa de Calcuta perseguida por el machismo de Nacho Vidal, le invitaríamos a ver las imágenes de Supervivientes 2014 donde su acoso y derribo a Pelopony dio con esta última concursante fuera del concurso. En este caso y debido a que el enfrentamiento fue entre dos chicas nunca se habló de machismo, sin embargo, sí que se escucharon palabras como acoso o bullying.

Aunque uno es libre de elegir sus afinidades, no se puede negar que las habilidades de Nacho Vidal para la supervivencia son las mejores para afrontar este programa; sin embargo, con esto no queremos decir que Nacho vaya a ser el ganador de este programa ya que en #Telecinco nada es lo que parece y una señora o señorita llamada Belén Esteban ya ha sido capaz de ganar un programa de baile sin saber bailar y uno de convivencia sin saber convivir.