Igual Raquel Bollo está empezando a comprender que se le acaba el chollo. Su participación como colaboradora de Sálvame roza el aburrimiento supino y verla cada día llora que llora por los rincones del plató del progama es de una angustia insufrible. Además, y para colmo, son tantos los temas sobre los que no quiere hablar, que al final ni habla y, por no ir, no va ni a los programas que no le interesan.

Por ejemplo, no quiere hablar ni de Aguasantas, ni de Chiquetete, ni de Carmen Gahona, ni de sus hijos, ni de Belén Esteban. Igual piensa que está contratada para hablar de política o de fútbol, pero vamos, conociendo los temas de Sálvame, la Bollo no quiere hablar absolutamente de nada.

Incluso el "dueño del cortijo", Jorge Javier Vázquez, alguna vez le ha llamado la atención por sus ausencias voluntarias e injustificadas.

Quizás por esto, Raquel ha empezado a hacer caja, y de no querer hablar de su familia, en apenas tres días, ya ha puesto en la palestra mediática a su mamá y a sus hijos. No sabemos si será casualidad, pero Raquel Bollo, coincidiendo con la portada de Aguasantas en "Interviú", se acaba de marcar una portada, con hijos incluidos, en "Lecturas" y si Chiquetete lleva a su madre a Sálvame Deluxe, ella contrataca con la suya en el mismo programa. Pensará ¿si estos hacen caja, por qué no voy yo a hacer lo mismo?

Además, y para hacer rebosar el vaso de la paciencia, hoy en Sálvame, Jesús Manuel acaba de acusarla de ser ella la inductora de las querellas de Isabel Pantoja a los colaboradores de su programa.

Vídeos destacados del día

Según este colaborador, la tonadillera reactivó las demandas después de que Raquel Bollo le informará de que otras demandas anteriores no habían llegado.

Obviamente, las palabras de JM no han caído en saco roto y los colaboradores presentes en el programa de hoy le han acusado de traidora, topo, infiltrada de la Pantoja y muchas otras cosas que no vamos a repetir. Aunque Raquel ya tendrá tiempo de defenderse y para llorar, en estos momentos, el futuro de Raquel Bollo en #Telecinco podría ser efímero.

Para agravar el asunto, hay dos aspectos que podrían dar con la Bollo fuera de la cadena; primero, su relación con Belén Esteban, la Princesa de Recursos Humanos de Mediaset, se ha deteriorado a raíz del paso de esta última por GH VIP y, segundo, las dotes de colaboradora de su archienemiga, Carmen Gahona, han demostrado ser mucho más divertidas y estimulantes que las suyas.

Vamos, que como se descuide la Gahona se queda con su marido y su programa y, aunque así fuera, la verdad es que Raquel Bollo ya ha rentabilizado, de sobra, su fama como exmujer de un famoso y aunque, sinceramente, lamentemos la mala vida que le pudo dar Chiquetete, su nivel mediático está por los suelos y Telecinco y Mediaset lo saben. #Televisión