Quizás algunos medios les guste hablar más de la cuenta, o simplemente, agarrarse la más burda manipulación cuando se detiene a comentar algo que atañe a una figura, guste o no, de la política actual, y a la que se está criticando duramente desde algunos sectores, sobre todo desde los medios de comunicación privados.

Hace poco, según una cadena privada, a la que no voy a hacerle propaganda, comentó que había intentado sentar en el sofá de un famoso programa, a los líderes de los dos partidos que más están ascendiendo en intención de voto, y que uno de ellos había dicho un no rotundo. Se refería claro está a Albert Rivera y a Pablo Iglesias, y el supuesto cobarde de esas afirmaciones era este último, como si esto fuera un Supervivientes con sus pantojas.

En declaraciones a una emisora catalana el líder de Podemos comentó `Lo acepto, las reglas de la andante caballería señalan que el caballero retado tiene que elegir el lugar y el sitio´. Aquí dejaba claro que no temía, ni por asomo, un cara a cara con Albert Rivera. Parece que Iglesias podría hacer una propuesta al líder de Ciudadanos antes de que termine la campaña electoral de estás elecciones municipales y autonómicas, según sus afirmaciones `Voy a hacer una propuesta para tener un debate con Albert, será un placer´.

El líder de Ciudadanos aceptó y celebró las palabras de Pablo Iglesias e invitó también a Rajoy y a Pedro Sánchez a que no tuvieran miedo para hacer debates. Comentó que habrá que consensuar con el líder de Podemos cómo y cuándo se va a celebrar ese esperado encuentro, y dejo entrever que la petición de Pablo Iglesias podría estar detrás de esa reciente bajada en las encuestas de Podemos.

Lejos de el oportunismo de algunos, la malas interpretaciones de otros o la inoperancia de los partidos generalistas, lo que si sería bueno para nuestra democracia sería que las cuatro fuerzas que ahora mismo están siendo la voz de la ciudadanía, tuvieran un debate, un encuentro dónde poder poner en valor las políticas que propugnan, y que todos los líderes de dichos partidos pusieran su opinión y defendieran sus posiciones con respecto al camino a seguir de cara a las próximas elecciones.