Durante el día de hoy, #Pablo Iglesias, líder de #Podemos ha estado hoy en la Universidad de Valencia dónde ha pronunciado un discurso para los alumnos que allí se encontraban. Como acostumbra, se ha mojado, y ha cargado contra Pedro Sánchez y Albert Rivera.

Con respecto a Pedro Sánchez ha tenido unas palabras enriquecedoras y desafiantes, a la vez que directas y sinceras. Ha rogado encarecidamente el apoyo de las personas que cedieron su voto al #PSOE en los comicios de primeros de los años 80 y también ha comentado que es gracioso, cuanto menos, que estén plagiándoles en la actualidad, con la caña que le habían dado antes.

Palabras como élites privilegiadas nunca estuvieron en el lenguaje de los socialistas, Pablo quiere dejar patente la fuerza de su partido ante el PSOE, como izquierda más pura y acorde con la realidad del pueblo.

Quizás Iglesias no ha querido profundizar más en la herida del partido socialista porque coinciden hoy en la región de Murcia haciendo mítines con sus respectivas formaciones, y a lo mejor está guardando con recelo sus palabras y propuestas para que el señor Sánchez no le copie, como últimamente hace en su mensaje, palabras y formas.

Para Albert Rivera también ha tenido palabras, aunque en esta ocasión se le notaba mas ironía en ellas. Recordó la metedura de pata enorme que tuvo el líder de Ciudadanos cuando dijo que la regeneración democrática debía surgir de las personas que habían nacido dentro de la democracia, excluyendo veladamente al resto de la sociedad perteneciente a la época que sufrió la transición, con sus inquietantes fechas precedentes.

Vídeos destacados del día

Pablo manifestó que Albert no ha comprendido bien a lo que se refiere la palabra cambio, que aunque pareciera que iba por el buen camino, no entiende lo que fue la crisis del régimen de 1978, siempre con un tono irónico y esbozando una sonrisa amplia.

La verdad es que Podemos se perfila como la mejor opción de voto de la izquierda, más pura, porque el PSOE parece estar bajo la influencia del bipartidismo, y Ciudadanos, aunque se considere un partido de izquierda moderada o perteneciente al Socioliberalismo, tiene más de una propuesta de claro tinte derechista, la ciudadanía de izquierdas parece que solo tiene el voto de calidad de Podemos.