El responsable de uno de los más potentes grupos editoriales, Markus Dohle, afirma que el libro de papel, no va a desaparecer. Que seguirá vivo dentro de cien años.

No parece una contestación normal si no se entiende el ámbito en el que se le hace. Estos momentos donde las nuevas tecnologías, arrastran a las personas ha comprar menos Libros en papel y más en formato digital. Este alemán de 45 años es uno de los editores más importantes del mundo.

Se halla al frente de un grupo con 250 sellos que publica al año más de 15.000 títulos, tanto de ficción o no, Libros para niños y en diferentes idiomas, como inglés, alemán, portugués y español.
Desde 2013, se halla al frente de Penguin Random House, grupo editorial que compró el año pasado Alfaguara y las editoriales generales de Santillana (Grupo Prisa).


Debido a este hecho tiene una importante presencia en nuestra lengua, tanto en América como en España. Se debe decir que su grupo editorial es el primero en Latinoamérica incluido Brasil y el segundo en nuestro país. Tan solo esta Planeta por delante de él en España. En el resto del mundo donde está representado, es el primero.


El editor afirma, que tienen un propósito muy claro. Conseguir con éxito la transición del negocio de publicar libros del siglo en el que estamos y la era digital. Añade que lo verdaderamente importante, es mejorar la experiencia de leer tanto en nuestra sociedad como en las venideras. Lo importante son los libros y su importancia en la sociedad.


Este propósito de trabajar en armonía con las nuevas eras digitales, no impedirá que sus autores se vean desfavorecidos, sino que serán tratados como siempre.

Tan solo es cuestión de ver la positividad en la oportunidad de llegar a más audiencias locales y globales formando parte de Penguin Random House.

Ya saben. Lo que nunca debemos hacer, es no usar la lectura. Dentro de ella, todos tienen cabida. Papel, digital, un formato u otro que más dará. Lo importantes es implantar los libros en la sociedad para nuestro enriquecimiento social y personal y el de las generaciones vanideras.