Pablo Iglesias va a debatir cara a cara primero con Pedro Sanchez y después lo hará con Albert Rivera, los políticos conscientes de que afrontan una campaña electoral decisiva para el futuro de España y ponen toda la carne en el asador. Es costumbre ver a Pablo Iglesias en nuestras televisiones yendo de plató en plató, al igual que hace Albert Rivera y en menor medida Pedro Sanchez. Pero ellos tres, de mayor o menor manera, se exponen a los medios y tienen el valor suficiente para enfrentarse al mundo televisivo e incluso salir airosos.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Podemos



Seguramente todos os hayáis dado cuenta de que falta un político muy importante de nuestro país, el cual no se prodiga nada en la televisión. Si, efectivamente estamos hablando de Mariano Rajoy, el presidente del Gobierno y líder del Partido Popular no ha atrevido a asomar la cabeza por nuestras pantallas no sea que haga el ridículo, debe pensar.

Puede que así evite que su imagen se vea expuesta, pero no deja de quedar como una persona a la que podríamos denominar "cobarde". Ya no es solo que no se atreva a presentarse en algún programa matutino como podría ser perfectamente Al Rojo Vivo o Las mañanas de Cuatro, es que ni siquiera participa en debates con la oposición.

Hoy en día a la gente le gusta ver a los políticos expuestos y defendiendo sus argumentos con todo en contra y eso solo lo aporta un debate cara a cara. En esta nueva era de la política española donde parece ser el fin del bipartidismo y donde hay más alternativas que nunca, sería muy bonito poder ver a todos los partidos importantes con sus respectivos lideres debatiendo frente a frente. Si tienen miedo para debatir con sus homónimos, cómo van a poder liderar un país puede preguntarse la gente.

Mariano Rajoy está haciendo la táctica del avestruz, esconde la cabeza a la espera de que el resto de sus rivales se maten entre si, pero de momento eso no está pasando y está quedando como un "cobarde" y no se le esta pidiendo nada del otro mundo, porque en pasadas elecciones si que se atrevió a plantar cara a Jose Luis Rodriguez Zapatero.

Vídeos destacados del día



Por lo tanto, es obvio que el gran perjudicado de esta estrategia de esconderse a ver qué pasa no es otro que Mariano Rajoy. Mientras la gente aprecia la sensatez de Albert Rivera, el arrojo de Pablo Iglesias y la transformación de Pedro Sánchez se pregunta ¿Dónde esta Mariano Rajoy?