Desmontar a Esperanza Aguirre es tarea sencilla, no es complicado desarmar a una persona que en el fondo está vacía de contenido. Se podría recurrir a sus fuga de la policía, se podría recurrir a todas las personas de las que se ha ido rodeando y han sido imputadas por distintos casos de #Corrupción, pero a eso está perfectamente acostumbrada y siempre sale airosa, es de esas pocas personas que viviendo en el barro nunca se mancha, ¿milagro? Esperanza Aguirre no deja de ser una política que se aprovecha del fango para triunfar.

Es como un animal que cuando se siente acorralado muerde, Esperanza está nerviosa, nada tiene que ver que todas las personas en las que ha confiado estén entre rejas, lo que le preocupa a Esperanza Aguirre es haber vuelto a la política para ser derrotada por Manuela Carmena.

Para una persona que está tan acostumbrada a no tener oposición alguna ni por parte de otros partidos ni en el suyo propio, por el cual se pasea como Pedro por su casa, para una persona así, que otra integra y sensata como Manuela Carmena le haya ganado la alcaldía de la Comunidad de Madrid es algo aterrador.



No pudiendo con su rival políticamente, no duda en atacarla personalmente y de la forma más despreciable, mintiendo, primero fue el acusarla de no ser juez, lo cual era falso. Después fue atacar a su marido alegando que debía dinero a sus trabajadores, lo cual volvía a ser falso. Lo último y más rastrero fue en el debate de Telemadrid, donde directamente insinuó que Manuela estaba de parte de los etarras.



¿Y su marido, Esperanza Aguirre? usted dijo en 2012 que "Los subsidios, subvenciones y mamandurrias tienen que acabarse" ya, pero querida Esperanza, la empresa de su esposo recibe más de 200.000 euros anuales en subvenciones de la UE y dos empresas de su marido se llevarán 2,5 millones de euros de subvenciones en ocho años.

Vídeos destacados del día

Bueno, recibir subvenciones cuando la cosa queda en familia no está mal, pero tampoco debe estar mal que la empresa de su marido lleve 7 años sin presentar sus cuentas, lo cual infringe la Ley de Sociedades de Capital, desde luego tampoco está mal.



La diferencia entre Manuela Carmena y usted es que ella no necesita inventar ni intentar descalificar personalmente. Pero sigamos hablando de su familia, su hijo Álvaro Ramírez de Haro Aguirre, el cual ocupa el cargo de "asesor en materia competencia", un puesto para el cual se suelen designar a economistas, pero parece que en este caso con ser abogado basta, su hijo se llevó en 2012 56.160,88 euros, cantidad que subió en 2013 hasta 64.197,70 euros y del cual ha sido imposible acceder a su sueldo los últimos dos años. Parece que su hijo está en un puesto para el cual no está cualificado por méritos propios.

Su hermana ocupa un puesto de asesora, si, ese trabajo que tanto le gusta ya que una empresa de su Gobierno gastó 5 millones en asesores y 'lobbies'.

Luego está su primo, en Bankia, el cual está imputado en el sumario del Caso Bankia, y otro en el Canal de Isabel II. Ni su familia se salva Esperanza. #PP #Elecciones