No hará muchas fechas nos hicimos eco de un ataque directo hacia Juan Carlos Mondero. Esos dardos envenenados no venían de una persona de alta cuna, de otro político, ni tan siquiera de un banquero. El responsable de esas puñaladas intencionadas era Jorge Javier Vázquez, presentador de Sálvame o Supervivientes, alguien que se cree con la suficiente autoridad moral para despreciar a cualquier persona que no le caiga en gracia.

Pues bien, navegando por la red me he topado con que la antipatía de Jorge, no olvidemos que es uno de los buques insignia de Mediaset, ya se plasmó a principios de año, en este caso había apuntado más alto dentro de la cúpula organizativa de Podemos, fue a por Pablo Iglesias.

En el mes de Enero y, después de la participación de Pablo iglesias en el programa de La Sexta Noche, empezó a despotricar del líder de Podemos a sus anchas desde su blog en la edición digital de la revista Lecturas.

En esta ocasión, el presentado de Telecinco dijo que Iglesias había perdido el tono, que no era lo mismo estar en un plató que encontrarse en un mitin. Vamos vino a decir que Pablo no sabía participar en este tipo de programas y añadió ` me provocó rechazo cuando respondía en ese tono de perdonavidas´. Aunque sus palabras fueron subiendo de tono a medida que continuaba la narración en su blog.

Tres calificativos con un tinte claramente despectivo les bastó para calificar al número 1 de Podemos. Antipático, borde y prepotente. Vaya, vaya, y que curioso que cuando hablaba, poco antes de e ese hecho, del señor Sánchez, candidato principal del PSOE para las próximos comicios generales, le dedicaba toda su atención y su defensa, que extraño.

Quizás el señor Vázquez sabe que se le puede acabar este circo que tienen montado, del que él es uno de los máximos representantes. A lo mejor el señor Pablo Iglesias le provoca un miedo atroz, porque su mensaje sobre los medios de comunicación ha sido claro, y la única manera que tiene un cobarde de defender su postura es difamando.