Hoy puede ser un día decisivo para las elecciones venideras, se enfrentan televisivamente Pablo Iglesias y Albert Rivera dos polos opuestos que pese a no coincidir cara a cara la magia de la Televisión lo hará posible con un montaje. No tienen nada en común más que su ímpetu por cambiar España aunque cada uno a su manera. Ambos representan el nacimiento de una nueva era en la política española donde parece que llega el fin del bipartidismo



Esta claro y seria absurdo negarlo que Pablo Iglesias ha recogido toda la desilusión del pueblo español y lo ha convertido en una fuerza de cambio que surgio de la nada para transformarlo en un partido como Podemos que quiere cambiar todo el panorama corrupto que esta ahora establecido y mientras Albert Rivera ha tenido el trabajo más sencillo y es que le ha bastado con recoger los votos perdidos por el Partido Popular para hacerse fuerte.

Si nos atenemos a los datos veremos que la cantidad de votos y adeptos que ha ganado Ciudadanos corresponde justo con el numero de personas que han abandonado el barco del PP y su líder Mariano Rajoy.



El merito que ha tenido Albert Rivera es el de aparentar ser algo distinto al PP pero lo único que ha hecho realmente es cambiarle los colores y el nombre a la formación. Sera un duelo de titanes por un lado Pablo Iglesias liderando Podemos el cual ha soportado todos los golpes mediáticos posibles y en el otro lado del cuadrilátero Albert Rivera líder de Ciudadanos el que ha sido claramente favorecido por las empresas y los medios para impulsar su figura, veremos a dos púgiles políticos frente a frente, uno en condiciones más desfavorables pero con el apoyo del publico y otro con el apoyo de los medios.



Es obvio que los motivos por los cuales Pablo Iglesias no se ha enfrentado directamente a Albert Rivera es porque seria una encerrona y es de sabios saber leer los tiempos.

Vídeos destacados del día

Pero el enfrentamiento va a producirse igualmente desde la distancia pero frente a frente. Quien gane el combate de mañana recibirá una buena dosis de moral para su partido y sera capaz de lograr los votos de una mayoría indecisa. ¿Te lo vas a perder?