Derechas, izquierdas… lo mismo es, si al final todos mienten para engordar su ego y lucirse frente a sus oponentes tratando de ganar el voto de los españoles. Nunca España ha vivido, en tiempo de democracia, una pluralidad política como la actual, siendo la primera vez, y gracias a los partidos nacientes que vienen pisando fuerte, que se rompe el habitual bipartidismo PP y PSOE.

Había por tanto muchas esperanzas puestas en que los líderes populares y socialistas se esmeraran aún más por obtener la victoria, ahora que ésta se rifaba entre más oponentes. Era el momento de demostrar su verdadera valía y sacar toda la artillería pesada para volver a conquistar a los votantes desencantados.

Pero, si su misión era la de atraer a los que, a estas alturas, no estuvieran aún convencidos del todo, las tácticas empleadas han vuelto a rozar lo absurdo.

Y es que, ¿de qué les sirve mentir y contradecirse teniendo las elecciones a la vuelta de la esquina? Y más aún, sabiendo que existen programas como el de El Objetivo de La Sexta, y periodistas tan audaces como Ana Pastor y su equipo, que miran con lupa la actividad y meteduras de pata de los políticos. No deja, por tanto, de sorprender que el Partido Popular ya incumpliera sus Estatutos allá por el año 2007 y que, hoy en día, ocho años después, siga haciéndolo.

Según su artículo 7: 'La condición de Diputado al Congreso o Parlamento Europeo es incompatible con el desempeño de cargos de Alcalde, Presidente de Diputación Provincial…'.

Vídeos destacados del día

Sin embargo, ya entonces el propio Rajoy, que aún no gobernaba, reconocía que "ya había alcaldes del PP en el Congreso de los Diputados", contradiciendo e incumpliendo así su propios estatutos. Actualmente 16 diputados populares en el Congreso desempeñan también la función de alcaldes, que sumados a otros 14 que se presentan en las elecciones del domingo dan un total de 30 políticos que incumplen sus propias normas.

No se quedan atrás los socialistas que se vanaglorian de tener en la web del PSOE, y a disposición de todos los ciudadanos, las declaraciones de bienes y de patrimonio de sus más de 60.000 candidatos, aludiendo así a la transparencia del partido, cuando realmente sólo aparecen 317, ni siquiera el 0.5% de lo que prometen.

Lo que más preocupa es que si están aún en campaña electoral y 'haciendo méritos', de cara a ganar en las votaciones del próximo 24 de mayo, y continúan estas mentiras e irregularidades, mal augurio nos aguarda tras el escrutinio de los votos, sean quienes sean los 'elegidos', porque ellos solos demuestran que al final PSOE o PP lo mismo es.