Hace unos meses pocos habíamos oído hablar de Pablo Iglesias, si no es para hablar del político que en su día fundaría el Partido Socialista Obrero Español (#PSOE), sin embargo el reciente marco de descontento general entre los ciudadanos españoles, consecuente de las políticas de austeridad llevadas a cabo por el Partido Popular y Europa en general,  ha abierto las puertas a partidos emergentes y ha dado nombre propio a nuevos líderes. Pablo Iglesias ha sido el más sonado, llegando incluso durante unos meses a frenar el consecuente crecimiento del partido que fundaría su tocayo, el PSOE, que siempre acompaña a una caída del partido azul y vicebersa; el nombre de Iglesias o, por contra, 'el de la coleta', sólo ha sido sustituido en los titulares más destacados por Albert Rivera o, 'el yerno perfecto'.

A '#Podemos' y 'Ciudadanos' (C's) les gusta conocerse bajo el lema de 'el cambio' o 'el cambio sensato' del partido naranja para distinguirse del primero, algo que también habría adoptado el partido socialista e Izquierda Unida, registrando ambos sin embargo, el peor resultado en mucho tiempo. Ha sido bajo estos lemas que los dos partidos han pasado del anonimato a ser potencias decisivas en las últimas elecciones, teniendo la llave para decidir los nuevos gobiernos, a poco tiempo del resultado final: las generales.

Sin embargo, lo que más alarmante ha resultado para el Partido Popular, hoy en día la fuerza dominante en gran parte de España (con un resultado notablemente peor con respecto al anterior año electoral), ha sido el auge de Podemos en ciudades decisivas para los partidos y las grandes capitales del país: el indudable triunfo de la nueva izquierda en ciudades como Barcelona, de la mano de Ada Colau, activista antideshaucio; y Madrid, con 'Ahora Madrid' y la jueza Carmena.

Vídeos destacados del día

La caida de titanes del partido como Esperanza Aguirre ha provocado las críticas a las fuerzas tras Podemos en el Partido azul, llegando incluso a provocar manifestaciones en contra de éste y a pedir la ilegalización del partido por 'comunista', lo que afirman, amenaza a la inestabilidad y a la democracia española.

Duras críticas que provocan que los ciudadanos mantengan la mirada fija en el partido de Iglesias, que será puesto a prueba en Madrid y Barcelona. Sin embargo, en un gobierno que aprueba leyes como la Ley Mordaza, ¿quién resulta un peligro real para la democracia? Juzguen ustedes mismos.



#PP