España se encuentra en pleno proceso electoral para la elección de sus nuevos representantes municipales y autonómicos. A partir de hoy un nuevo color, representante o, quizás el mismo, se encargarán de representar y dirigir sus ciudadanías. Las palabras y las promesas se han dado cabida dentro de los mítines y prospectos en estos tiempos de limpieza de imagen y campaña. Pero es aquí donde viene la gran cuestión, ¿las nuevas generaciones españolas tienen claro cuáles son las propuestas y objetivos de cada partido?

La mayor parte de jóvenes de entre 18 y 22 años no tiene la menor idea de las aportaciones de cada partido dentro de esta campaña.

Es más fácil elegir uno de los dos colores que en los últimos años se han ido alternando, el rojo y el azul. "Más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer", como dice el refranero español. Bien es cierto que el morado ha creado una brecha dentro de este sistema de bipartidismo, pero esto no es una solución. ¿Acaso no existen otros partidos minoritarios que busquen soluciones menos radicales? Sí, los hay pero no interesa dejar que estos tomen cartas en el asunto ya que pueden herir y provocar la caída de los gigantes.

Otro de los motivos por los cuales estos partidos no tendrán un éxito mayoritario es por la falta de información que los jóvenes muestran debido a su desinterés político. La propaganda que los partidos envían al domicilio de los votantes suele acabar, en mayor medida, sin abrir y hecha añicos porque "es que no me interesa lo que dicen", tal y cómo he podido escuchar.

Vídeos destacados del día

Esta opinión, cuyo contenido me han hecho saber ciertas personas de mis círculos sociales, me parece nefasta en un mundo en el que sus dirigentes mangonean y exigen en la medida de lo "posible". Esta generación es el futuro del país, su voto es su expresión de voz y libertad dentro de este sistema democrático (que necesita, también hay que decirlo, una regeneración).

Las encuestas y las redes sociales muestran una gama cromática de lo más variada pero en la que predominan los mismos colores de siempre. El naranja, tras varios años en la penumbra, está ocupando extensos terrenos, que junto al morado, expropian a otros como el magenta y el verde. El panorama muestra que el Partido Popular, con gran mayoría absoluta en las #Elecciones anteriores, ha caído en picado debido al éxodo de la mitad de sus votantes; pero este no ha sido el único. Partidos como Unión, Progreso y Democracia han desaparecido del sector de los sondeos cediendo sus escaños, en las principales ciudades, a Ciudadanos y Podemos.

Los socialistas, no obstante, han perdido ciertos escaños per continúan en sus marcas. Me hace mucha gracia observar estos resultados ya que dejan constancia de que la ciudadanía cree más en palabras que en los hechos y actos ya realizados y demostrados.

No pongo en duda que haya una parte de jóvenes que sí permanezcan informados pero las cifras dejan mucho que desear. Con todo, se espera que durante este día de elecciones tanto jóvenes como adultos expresen con libertad y conocimiento su derecho al voto para con la democracia española.

#Poder