Me parece increíble el grado tan alto de incultura que hay en este país, no tenemos suficiente con soportar a los pintamonas de algunos políticos hoy en día, que encima sufrimos de memoria selectiva. Hace varios días, concretamente el 17 de mayo, se celebraba el Día das Letras Galegas. A lo largo de su festejo se realizan actos y actividades en conmemoración de un intelectual gallego, tanto del pasado como del presente. En esta ocasión el elegido fue Xosé Filgueira Valverde, un erudito de la literatura medieval gallego-portuguesa. Este hombre fue alcalde de Pontevedra y un prolífico escritor. El pueblo de Galicia se queja porque afirman que fue un franquista que intentó abolir la lengua gallega… ¿enserio? El revuelo que se armó cuando supieron su nombre fue grandioso, y de vergüenza también, después nos quejamos por los políticos de hoy en día pero seguimos votándolos una y otra vez.

¿Por qué tal revuelo? Pues porque este hombre fue procurador en Cortes durante la dictadura franquista. La incultura es asfixiante, un país no puede tener tan poca memoria y tantos recelos y prejuicios hacia personas o periodos históricos. Pues a todos, mi más sincera enhorabuena, han alcanzado un grado de salvajismo cultural tan extremo que debe de ser condecorado.

Tengo que recordar al pueblo gallego que Filgueira Valverde tiene una enorme cantidad de obras de literatura en gallego, tanto poesía como novelas. Fue un hombre muy arriesgado y atrevido en consecución de preservar la lengua gallega ya que cofundó el Seminario de Estudios Gallegos, dirigió el Instituto Padre Sarmiento de Estudios Gallegos y el Museo de Pontevedra. También presidió el Consejo de la Cultura Gallega y fue miembro de la Real Academia Gallega.

Vídeos destacados del día

Las palabras de los propios aquejados: "No es un ejemplo para los chavales. En Alemania nunca harían algo así". Desde la Academia Galega se habla de que la colaboración con el franquismo del homenajeado no oculta su amor por Galicia y por el mundo literario, menos mal, algunos tienen sentido común y no un velo delante de los ojos. "Los personajes de la cultura que colaboraron con regímenes totalitarios fueron muchos. Si los borráramos la cultura europea quedaría en pelotas", están son las palabras de Henrique Monteagudo, secretario de la Academia Galega.

Esto es así, el mundo está basado en ideologías, todo es subjetivo, los republicanos quemaron iglesias, mataron curas, mataron personas… pero nadie los tacha, ahora son héroes republicanos. Es una fiesta de la cultura literaria, no un mitin republicano.

Un poco de visión señores, no podemos permitir semejante genocidio cultural por parte del pueblo gallego, ni buenos son tan buenos ni los malos tan malos, estas ideas cerradas y fijas solo nos ciegan a la hora de ver la polifacética verdad.

Todo esto denota la incultura y que estamos en un país de viejos, un país donde todos tienen grabado a fuego que PSOE es bueno, y PP es franquismo… triste, muy triste.

Que se entere el pueblo gallego, se homenajea el acto cultural y literario, no la ideología.