Sálvame Deluxe ha titulado “La semana negra de Raquel” a la entrevista de Raquel Bollo. Sin embargo, y pensándolo bien deberían de haberla titulado “La semana fantástica” y si no que revisen la cuenta bancaria de la invitada. Desde el viernes pasado que se sentó su madre en este mismo programa, Raquel Bollo daba una entrevista en Lecturas y, hoy, se volvía a sentar en Sálvame Deluxe para seguir haciendo caja.

Al ver a Raquel Bollo en medio del plató, sin ningún colaborador alrededor, la entrevista nos recordaba a ese excelente western protagonizado por Gary Cooper “Solo ante el peligro”, pero al ver a los siete colaboradores del programa, junto al presentador Jorge Javier Vázquez, frente a la entrevistada, la situación se asemejaba más a “Doce hombres sin piedad”.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

La verdad es que a la Bollo ya no le queda ningún amigo en su programa y todos los compañeros le dieron a diestro y siniestro, muchas de las veces con razón pero en otras sin tanta y es que la vara de medir en Sálvame no es la misma si la que se entrevista se llama Raquel Bollo o Belén Esteban.

Los temas de la entrevista a Raquel fueron muchos y muy variados. Por ejemplo, Belén Esteban tuvo la “santa osadía” de dar lecciones a la Bollo sobre la exposición de los hijos. Es cierto que Raquel se equivocó al posar en la portada de Lecturas con sus hijos y luego, en el interior de la revista, contar por enésima vez su drama de Chiquetete, pero también es cierto que no es Belen Esteban la persona ideal para dar lecciones morales sobre este tema, y es que la exposición de Andreíta a los medios, y el aireamiento de su pasada relación con Jesulín es de dominio público gracias a la propia Esteban.

Mila Ximénez fue, quizás, la más dura de las colaboradoras y su reproche a Raquel Bollo se define con esta frase “¡Has hecho de un episodio tan dramático (refiriéndose al maltrato por Chiquetete) un negocio tan repugnante!”.

Vídeos destacados del día

Para ilustrar la catadura moral de Raquel Bollo, Mila también contó una anécdota que ocurrió hace muchos años en el programa “Salsa Rosa”.

Según Mila, Raquel Bollo llegó a este programa después de ser maltratada y la dirección del programa le dijo si tenía fotos del maltrato. Primero lo negó, pero cuando se acercó la directora del programa, Raquel le dijo ¿Qué quieres esto (refiriéndose a las fotos)? Pues si las quieres son dos millones de pesetas. Según la información de Mila Ximénez, Raquel Bollo negoció con su dolor durante la publicidad de ese programa. Sucia, ruin, tramposa y mentirosa son algunos de los adjetivos que dedicó Mila a la Bollo.

Otro tema de candente actualidad fue conocer si Raquel era un topo de Isabel Pantoja y si había mediado ella en las querellas impuestas por la tonadillera a varios colaboradores de Sálvame. Aunque, como es lógico, Raquel Bollo lo negó a la mayor, tampoco aclaró si intento disuadir a Isabel Pantoja para que no demandara a sus compañeros.

Ya decíamos que Mediaset se podría estar planteando despedir a Raquel, y vemos difícil que Raquel pueda volver a Sálvame después de este escarnio público. Jorge Javier le recordaba que después de esta semana se había suicidado mediáticamente; pero también hay que reconocer, que en contra de lo que nos tiene acostumbrados, Raquel no ha llorado, sino todo lo contrario, ha estado con una agresividad tal que, quien sabe, quizás corresponda con su verdadero temperamento.