En un contexto de crisis económica, existen jóvenes emprendedores que inician su actividad profesional de forma independiente montando su propio negocio. El emprendedor pone en práctica su propia autonomía, sin embargo, el networking muestra la importancia de establecer lazos profesionales puesto que los contactos de trabajo abren puertas al emprendedor. Así lo manifiesta Keith Ferrazzi a través del libro "Nunca comas solo", una obra en la que reflexiona sobre la importancia de hacer una gestión eficaz de los contactos de trabajo para potenciar las opciones de éxito de los emprendedores.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Historias

Los emprendedores tienen que atender tantos ámbitos de su negocio que en ocasiones, ponen en un segundo plano el networking ante la excusa de "no tengo tiempo".

Desde este punto de vista, conviene entender que el tiempo que se dedica al networking es una inversión en la propia consolidación del negocio.

Los contactos de trabajo pueden dar lugar a colaboraciones profesionales pero también, refuerzan el aprendizaje al poder obtener ideas gracias al punto de vista de otras personas. De este modo, el concepto de competencia profesional evoluciona para establecer puentes de colaboración que pueden ser de interés mutuo.

Los emprendedores de negocios pueden hacer networking a través de eventos profesionales, congresos universitarios y cursos de formación. Además, también es positivo añadir información en la tarjeta de visita sobre la dirección del blog o página web. Otra herramienta de ayuda para reforzar el networking en jóvenes emprendedores es Linkedin en cuyo caso, es positivo tener una presencia activa en este medio.

Vídeos destacados del día

El emprendedor puede sentirse solo en su aventura empresarial en momentos de trabajo bajo presión o en los inicios de la apertura de un negocio cuando el poder de la incertidumbre es alto. El networking también refuerza el bienestar emocional del emprendedor que se siente más acompañado al tener una red de contactos con la que interactuar y tener un feedback frecuente. Este feedback es importante tanto para los jóvenes emprendedores como para los profesionales veteranos.