Los lunes de por sí suelen ser unos días insulsos, tanto de niño, por ser el primer día de colegio, como de grande, porque suele ser la primera jornada después de un ocioso fin de semana. Si nos encontramos con una entrevista de Belén Esteban, realizada por su íntimo palmero, Kiko Hernández, entonces el primer día de la semana se hace una cosa insufrible.

Kiko empezó haciendo lo que mejor sabe, pelotear a su íntima, resaltando que durante los seis años que llevan trabajando siempre le ha demostrado ser noble, auténtica, divertida, creo que no se puede querer más a una persona, obviando todos sus defectos.

Después de repetirnos la interminable frase de que algunas veces se arrepiente de haber entrado a la casa de GHVIP, y en otras ocasiones no, que se queda con la experiencia, que ha salido con más fuerza, por dios, que pesadez, no se detuvo mucho en la gran polémica, las palabras que dice que Kiko Rivera le dedicó a Jorge Javier Vázquez.

Comentó que ella era una mujer que nunca en su vida había tenido que justificar nada y que creía que la organización del #Reality en el que participó, grababa todo lo que pasaba y lo tenía guardado. Vamos que la culpa la va a tener Mediaset, por no tener esas imágenes, ahora eso sí, se despachó a gusto recordando que le cosió a Kiko Rivera los calzoncillos.

No paso por alto el intento de Mediaset con el continuismo de la pantomima máxima, según ella, le ofrecieron pasar por el reality de Supervivientes una semana, se ve que Carmen Gahona fue su sustituta. A dios gracias que no desembarcó en Honduras, porque el reality se hubiera convertido en Sálvame desde los cayos total, que ya le queda poco.

También recurrió a su azúcar en la entrevista, dijo que después de las revisiones médicas, y de las descompensaciones sufridas en la casa, le habían dañado a la vista.

Vídeos destacados del día

Dijo haberse gastado 1.000 € en unas gafas, que por cierto no se las pone por decir tener vergüenza al llevarlas, menudo ejemplo para su hija.

En resumidas cuentas, la señora Esteban no iba a volver a hablar de su paso por la casa de Guadalix según sus propias palabras, y lo sigue haciendo. Que sigue contando cosas, el tema Kiko Rivera, de las que no tiene pruebas, vamos que tenemos que fiarnos de su pobre palabra o de un polígrafo que tiene la misma credibilidad que Conchita en un salón de baile. Y por último que es una madre que no da buen ejemplo a su hija. Sra. Esteban sigue dejando claro que no sirve ni para hacer una entrevista con su pelota máximo. #Televisión #Telecinco